Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un 40% de los niños de 3 a 12 años madrileños sufre sobrepeso u obesidad

El riesgo de padecer este trastorno alimentario es cinco veces más frecuente en menores de familias con pocos recursos

Una madre y su hijo con sobrepeso caminan por una calle de Madrid.
Una madre y su hijo con sobrepeso caminan por una calle de Madrid.

El 40,9 % de los menores de 3 a 12 años de la capital tiene sobrepeso u obesidad (25,1% y 15,8%, respectivamente), según el “Estudio de la Situación Nutricional de la Población Infantil en la Ciudad de Madrid” presentado este martes por el Ayuntamiento de Madrid. El informe, realizado por el Consistorio y la Universidad Complutense, señala que el riesgo de padecer este trastorno es cinco veces más frecuente entre los niños de familias con pocos recursos y malos hábitos de alimentación.

Para llevar a cabo el estudio, elaborado entre junio y noviembre de 2016, se midieron y pesaron a 5.961 menores de 60 colegios de la capital (públicos, concertados y privados). Además, también se realizaron cuestionarios sobre hábitos diarios y alimentarios a las familias de los menores.

Según los resultados del informe, la obesidad es más frecuente en niños que entre niñas, un 18% frente al 12% de los casos. Según las encuestas analizadas, el 4% de los escolares no desayuna diariamente (no ingerir alimento después de levantarse es un factor importante de riesgo de sobrepeso u obesidad) y el 71,7% come viendo la televisión. Solo el 61,3 % de los niños madrileños realiza una actividad deportiva fuera del horario escolar.

Durante la presentación del informe en el palacio de Cibeles, la alcaldesa Manuela Carmena ha asegurado que, hasta ahora, los estudios anteriores que se habían realizado solo se basaban en cuestionarios a familias que "no detectaban el problema y no entendían la importancia de la alimentación ni el perjuicio de la obesidad". Carmena ha afirmado que, gracias a los resultados de este informe, el Consistorio podrá diseñar planes y acciones para combatir esta clase de trastornos de la alimentación y mejorar la calidad de vida de los más pequeños.

"Un Ayuntamiento tiene que vivir para el hoy, pero también para el mañana. Las acciones municipales que adoptamos tienen que hacerse pensando en las niñas y los niños", ha comentado Carmena. La alcaldesa ha destacado que la alimentación es un tema central y que los menores madrileños "son el futuro de la ciudad. Si se alimentan mal serán menos felices y tendrán menos talento". La edil ha concluido que tiene el "reto" de conquistar a los niños con una alimentación saludable.

El estudio subraya que el 44,9 % de los padres de niños obesos piensa que sus hijos tienen un "peso normal", este porcentaje se eleva en el caso de los niños con sobrepeso, que aumenta hasta un 80,5%. La diferencia entre el sobrepeso y la obesidad se calcula mediante el índice de masa corporal (IMC) que, en el caso de los niños, se calcula dependiendo de su edad y sexo. Si el índice de una persona supera el percentil 25, sufre sobrepeso y si supera el número 30, padece obesidad.

"El peso de la pobreza"

El Ayuntamiento considera que esta situación de sobrepeso afecta a 48.000 niños cuyas familias tienen rentas bajas (18 de cada 100). Estos núcleos familiares tienen, siempre según el estudio, uno o ambos progenitores desempleados, son de origen inmigrante y viven en los distritos con un menor desarrollo económico. Además, estas carencias nutricionales son más frecuentes en centros públicos que en concertados (un 16,4% respecto a un 10,3%).

Para paliar esta situación, el Ayuntamiento ha anunciado el desarrollo de un proyecto para ayudar a estas familias a incrementar y ampliar las becas de comedor, ya que, según aseguró, "constituyen un eficaz amortiguador" de esta situación alimentaria.

El Consistorio ha afirmado que celebrará un Día de la Alimentación Saludable y que realizará actividades en 19 colegios de la ciudad (10 concertados y 9 públicos) en los distritos de Usera, Carabanchel, Villaverde y Puente de Vallecas. En estos centros, el Ayuntamiento buscará disminuir la obesidad con prevención y con el fomento de la comida sana. El objetivo, ha señalado, es "la práctica de la actividad física, tanto en los centros educativos de los distritos como en la unidad familiar".

El gobierno de la capital ha informado de que estudia poner en marcha una tarjeta, denominada Madrid T-Alimenta, para que las familias con bajos ingresos puedan adquirir alimentos frescos (proteínas, frutas y verduras, entre otros) en comercios generalistas, según ha detallado durante la presentación del informe la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras.

En 2016, Madrid invirtió unos 5,5 millones de euros en ayudas a la alimentación y entregó comida a domicilio a 55.000 menores. Además, facilitó una ayuda complementaria a la que otorga la Comunidad de Madrid para el pago de comedores escolares.

Más información