Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los piquetes intentan que el comercio barcelonés siga masivamente los paros

Casi la totalidad de las escuelas catalanas cierra este martes sus puertas ante la falta de alumnos

Turistas en el mercado de la Boquería de Barcelona.

Más de la mitad de las empresas de toda Cataluña han decidido cerrar para protestar por la actuación policial del pasado domingo. Así lo ha explicado la patronal de pequeñas y medianas empresas Pimec, que ha cifrado el seguimiento total en un 54%, mientras que otro 31% de las pymes ha acordado con sus trabajadores paros parciales. El cierre ha sido masivo entre los comercios. Según la organización, han amanecido con la persiana cerrada el 85% de las tiendas de la comunidad. Muchas tiendas y bares de barrios de Barcelona como Sant Antoni, el Eixample o Sants han amanecido con la persiana cerrada y un cartel que rezaba que echaba la persiana por huelga. También se han añadido cadenas de supermercados como Bon Preu o Condis e incluso oficinas de entidades financieras. Piquetes informativos han recorrido calles pidiendo a los comercios abiertos que cerraran. En el paseo de Gràcia, donde las grandes cadenas habían decidido abrir, han obligado a cerrar establecimientos como el de Uniqlo o Zara. De hecho, clientes de la firma de Inditex han tenido que salir por la puerta de atrás, en la calle de Casp, después de que la tienda echara el cierre.

Otros piquetes se han concentrado, por ejemplo, delante de establecimientos de la cadena de supermercados Mercadona en el Poblenou de Barcelona o Reus (Tarragona). Al menos el establecimiento de la calle de Nàpols, en el Eixample, ha tenido que bajar la persiana. Una portavoz de Mercadona ha afirmado que la firma no está viviendo más episodios de piquetes que en cualquier otra huelga general y ha sostenido que casi todos sus más de 200 establecimientos siguen abiertos. La empresa ha recordado que pactó el lunes un paro de dos horas con sus trabajadores después de que se hiciera público el comunicado de los sindicatos CC OO y UGT y las patronales Pimec y Cecot apoyando el llamado "paro de país". Los trabajadores acordaron parar entre las 14.00 y las 16.00 para rechazar la actuación policial del domingo sin que, según estas fuentes, en ningún caso eso repercuta sobre sus nóminas.

El comercio de barrio se ha unido mayoritariamente al paro convocado. El presidente de la Fundación Barcelona Comerç, Salva Vendrell, que representa a 21 ejes de barrio que agrupan a 12.000 comercios de proximidad ha cifrado el seguimiento del paro en el 90%. Un porcentaje muy superior a la adhesión de los tenderos en otras huelgas. Entre otros, ha citado los casos de Sant Antoni, Raval, Eixample, Sagrada Família, Poblenou, Poblesec, Horta o el Eix Clot. “Nosotros nos posicionamos ayer y el domingo rechazando la contundencia policial que hubo en la calle y nos hemos adherido por solidaridad. Entendemos que hay que defender nuestros derechos civiles, de voto y de manifestación, independientemente de la ideología y estamos orgullosos de la respuesta del comercio de la ciudad”, ha dicho.

En el barrio de Sant Antoni, la transitada calle de Urgell amanecía como si fuera domingo. En esa vía, la cafetería de la cadena Bracafé había colgado un cartel que informaba de que este martes cerraba todo el día. También se veía ese aviso en la persiana de charcuterías, cadenas de supermercados y productos electrónicos y oficinas bancarias de Banco Sabadell. En el barrio del Eixample Esquerre, la situación era parecida. "Tancat per dignitat" ["cerrado por dignidad"], justificaba en un cartel el bar Gelida, en la esquina entre Urgell y Diputació. En esa zona farmacias había farmacias con servicios mínimos y también habían cerrado gimnasios, bares y tiendas de todo tipo.

En el barrio de Sants, la mitad de los comercios han arrancado el día con la persiana bajada. Un piquete informativo bajaba por la calle de Sants y, de forma pacífica, les informaba sobre la huelga. Muchos de ellos cerraban entonces los establecimientos, aunque algunos después los reabrían. Un grupo de huelguistas ha entrado posteriormente en el establecimiento de McDonald’s de la estación de Sants.

Confusión en Educación

Un padre recoge a sus hijos en la escuela Bisbat de Terrassa ante de su cierre por la huelga general © Cristobal Castro
Un padre recoge a sus hijos en la escuela Bisbat de Terrassa ante de su cierre por la huelga general © Cristobal Castro EL PAÍS

Prácticamente todas las escuelas catalanas han cerrado este martes sus puertas ante la falta de alumnos, que no acudieron a los centros siguiendo la convocatoria de "paro de país" apoyada por el Gobierno catalán, que ayer autorizó a los centros docentes a cerrar si no se presentaban los alumnos. El secretario general del sindicato de docentes Ustec-STEs, Ramon Font, ha explicado a Efe que esta formación había convocado una huelga general previa en el sector educativo y se preveía que tuviese un seguimiento superior al 80%".

El lunes por la tarde, desde el Departamento de Enseñanza se envió una carta a las escuelas en la que se daba libertad a cada centro para que se sumase a la huelga general o bien al paro general. En la carta se concretaba que en ambos casos los servicios mínimos estaban garantizados, ha explicado Font.

En el caso de sumarse a la huelga general, los servicios mínimos decretados consistían en un miembro del equipo directivo en secundaria y en un miembro del equipo directivo en primaria más un docente por cada seis unidades, ha explicado Font, que ha informado de que desde muchas escuelas "se consideraron abusivos los servicios mínimos decretados por Enseñanza".

Por contra, en el caso de que un centro docente decida acogerse al "'paro de país', éste tiene la obligación de atender a las familias que acudan", ha detallado Font, y si "no acuden al centro, éste podrá cerrar". Ramon Font ha calificado la convocatoria de paro como de "cierre patronal" y ha argumentado que se trata de una figura "insólita e inédita". 

El sindicalista ha criticado que "haber sumado la convocatoria de paro a la de huelga general ha convocado mucha confusión en el sector" y considera que "hoy el paro en la enseñanza será prácticamente total". 

Más información