Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puigdemont pide mediación internacional con España sin renunciar a la independencia

El 'president' no especifica cuándo se conocerán los resultados definitivos del referéndum

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, valora el referéndum.

"Este momento pide mediación", ha dicho esta mañana el presidente Carles Puigdemont, tras una reunión extraordinaria del Ejecutivo catalán el día después de referéndum del 1 de octubre.  El Govern ha aprobado crear una comisión especial de investigación sobre las violaciones a los derechos humanos que se hayan presentado en las cargas policiales que intentaron frenar el referéndum. El president ha asegurado que es necesario "restablecer la normalidad institucional" con el Gobierno pero ha dicho que no renunciará a aplicar el resultado favorable a la secesión. "Es vinculante y sobre él debemos tomar decisiones políticas", ha explicado.    

Puigdemont ha pedido al Gobierno que preside Mariano Rajoy que acepte que un tercero medie para normalizar las relaciones. Para ello ha instado a "poner fin a la violencia policial y crear un clima de distensión que permita esa mediación leal y sincera" si bien el no ha explicitado cuál debe ser el fin de último del acercamiento, como por ejemplo la realización de un referéndum acordado o establecer los términos para la secesión. "Si todo ello desemboca en negociaciones, ya veremos", ha anunciado.

La Unión Europea debería encargarse de apadrinar las conversaciones, pero no debería hacer el papel de mediadora. El presidente de la Generalitat ha asegurado que tiene ofertas de países europeos, sin especificar cuáles, pero ha recordado que es necesario que España de su visto bueno. Puigdemont no ha querido entrar a valorar hipótesis como, por ejemplo, la petición de aparcar la declaración de la independencia  que figura en la ley del referéndum —y que está suspendida por el Tribunal Constitucional como condición para la mediación.

El jefe del Ejecutivo catalán no ha revelado cuándo estarán listos los resultados del referéndum, una fecha clave para tirar adelante la hoja de ruta de los independentistas. La norma del referéndum establece que una vez se conozcan los resultados definitivos, el Parlament tiene un plazo de 48 horas para celebrar el pleno que declare la independencia. Puigdemont ha explicado que esos resultados no estarán hoy y que ve muy difícil que lo estén mañana. La Cámara catalana tiene programada una sesión ordinaria este miércoles y jueves y el president ha recordado que es el Parlament el que decide cuándo celebrar sus plenos.

El Ejecutivo catalán también ha aprobado pedir a Rajoy que retire todos los efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional que se han desplazado a Cataluña dentro de la operación Anubis con la que se quería impedir la votación. Para Puigdemont, la del pasado domingo fue “la jornada de violencia gratuita más grande que hemos conocido en los últimos 40 años". "No se puede repetir y no se quedará impune", ha asegurado.

Puigdemont también se ha mostrado decepcionado de que la Unión Europea no apoye las posiciones catalanas tras los hechos del domingo. "Como ciudadano europeo creo que no se puede mirar a otro lado y decir que es un asunto interno cuando se violan derechos humanos", ha explicado.

Más información