Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CUP confía en que haya una movilización masiva para apuntalar la secesión

Anna Gabriel denuncia la "violencia salvaje" y los "métodos de tortura" de los policías y asegura que Cataluña sufre una "ocupación policial y militar"

La portavoz de la CUP en el Parlament, Anna Gabriel.
La portavoz de la CUP en el Parlament, Anna Gabriel. EFE

Colau: "Es un error la ruptura unilateral"

P. ÁLVAREZ

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, insistió ayer en que no contempla la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) como una salida posible. "Es un error", dijo tras una concentración contra las actuaciones de la Policía Nacional y la Guardia Civil. "No es la mejor propuesta al momento que estamos viviendo", sostuvo. Apeló a las "fuerzas catalanistas" para reconducir la situación y lanzó "una llamada a la serenidad" tras pedir la intervención de Europa.

La CUP insistió ayer en que los resultados del referéndum ilegal del domingo son vinculantes y que, además, la participación fue "extraordinaria" teniendo en cuenta cómo se celebró. Anna Gabriel, portavoz de la CUP, denunció la "violencia salvaje" y los "métodos de tortura" de los policías y dijo que Cataluña sufre una "ocupación policial y militar". Los anticapitalistas llaman a la huelga de hoy y confían en que haya una movilización masiva para apuntalar la secesión.

La CUP ya avisó el viernes de que el referéndum era vinculante e instó a que quien quisiera la independencia votara sí y el que prefiriera mantener el actual statu quo del Estatut se inclinara por el no . Pero dejó una premisa clara: que si ganaba el sí no habría posibilidad de dar marcha atrás o de abordar un pacto fiscal o un acuerdo para una eventual España plurinacional. Organizados de forma permanente en defensa del referéndum, los anticapitalistas reiteraron el mensaje de ceder el protagonismo a quienes defendieron los colegios electorales. "El referéndum lo ha hecho posible la gente", insistió Gabriel, que recalcó que la participación fue extraordinaria teniendo en cuenta el cierre de colegios.

Los anticapitalistas han logrado que su programa se cumpla casi a rajatabla: fueron los primeros en reivindicar un referéndum de independencia después de que en las elecciones del 27-S el sí a la secesión no ganara en votos. Eran conscientes de que su objetivo solo se podía ganar si la población se implicaba y se internacionalizaba el conflicto. Los secesionistas defienden que hubo más participación en la consulta ilegal del pasado domingo que en el referéndum de la Constitución Europea de 2005. "En la república que queremos construir no sobra nadie", señaló Gabriel. "Solo quienes muestran las garras militares y la violencia fascista".

Junts pel Sí y la CUP coinciden en la estrategia de celebrar un pleno específico en el Parlament para poder proclamar los resultados de un referéndum que ni el Gobierno central ni el Congreso ni los tribunales reconocen. Los anticapitalistas desean que sea un pleno solemne que instaure la república catalana. La previsión era que fuera mañana, pero seguramente será a final de semana. "No haremos fetichismo sobre eso ni tema de partido. Han pasado cosas. Tampoco sabíamos que hoy va a haber una huelga general ni que iba a haber agresiones salvajes". La única diferencia con el Govern es que no creen que la UE pueda mediar en el conflicto porque "desprecia" lo que pasó. Por contra, Gabriel destacó que el Alto Comisionado de la ONU diga que se han podido infringir derechos fundamentales.

Más información