Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puigdemont difunde una ‘app’ para consultar el censo del referéndum

Junqueras ha hecho públicos perfiles en Twitter y Telegram que permiten buscar colegios electorales

Un usuario escribe al programa informático del referéndum catalán. Vídeo: imágenes de la aplicación antes de ser bloqueada.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha difundido este miércoles una aplicación para móviles Android que permite consultar la información del censo del referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional. La herramienta, registrada a nombre de Catalonia Voting Software, es diferente de las publicadas hasta ahora porque no pide información personal del votante, solo la dirección en la que está empadronado. La aplicación también ofrece un listado de todos los puntos de votación que están cerca de la ubicación GPS del móvil, así como un detalle de todos los colegios de Cataluña. "Actualízala cada día para recibir novedades", indica Puigdemont.

Las plataformas con información sobre el referéndum se multiplican con la misma rapidez que se cierran, en una lucha para mantener vivos los canales de apoyo. WhatsApp se ha convertido en un aliado y ciudadanos anónimos colaboran en esta tarea, como es el caso de Oriol Ferràndez Grau, que este martes hizo público un bot, un programa informático automatizado, a través de un número de WhatsApp, para indicar a los ciudadanos donde ir a votar. La aplicación de mensajería ha cerrado  el sistema por su política sobre bots pero este miércoles el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, ha hecho públicas tres nuevas maneras de conocer el censo: por la aplicación de mensajería Telegram, por Twitter y a través de una dirección de correo electrónico.

Junqueras ha publicado en su perfil de Twitter un enlace de Telegram que, al ejecutarlo con la aplicación, inicia una conversación con un bot. Al escribirle un mensaje con el DNI y la fecha de nacimiento, el autómata responde con el colegio asignado. El perfil de Twitter que el vicepresidente ha hecho público, ideado para responder mensajes directos, no funciona. También ha proporcionado una dirección de correo electrónico para "problemáticas concretas" que tengan que ver con el censo.

El sistema ideado en WhatspApp, que Junqueras no ha hecho público como oficial, era aparentemente sencillo.Solo había que guardar el número de móvil en los contactos, enviarle cualquier mensaje por WhatsApp, como un simple ‘hola’, y el contacto respondía de forma automática pidiendo el DNI, la fecha de nacimiento y el código postal, igual que lo hacía la web para saber donde votar que puso en marcha el Gobierno de Carles Puigdemont. En poco rato, contestaba la petición con el colegio electoral correspondiente, de la misma forma que funciona el sistema de Telegram.

Ferràndez explica que el bot funcionaba “muy rápido”. “Cogimos el código de la web oficial del referéndum y utilizando ese código programamos un servidor”, explica. En cuatro horas recibió unas 15.000 peticiones y se llegaron a responder 4.000. Precisamente este volumen hizo que la empresa de mensajería bloqueara el número cuatro horas después de poner el asistente virtual en marcha. “La política de WhatsApp no acepta ningún tipo de usuario automático”, dice Ferràndez, para explicar el bloqueo. En cambio, Telegram es más permisivo en ese sentido.

Precisamente, este informático de Caldes de Montbui fue ayer martes a declarar a la comisaría de la Verneda, en Barcelona, por haber hecho un clon de la página del referéndum, que registró con el dominio votemperserlliures.com. Asesorado por un abogado de Drets.cat, se negó a declarar. “Soy un ciudadano normal que he sido llamado a urnas y quiero votar”, explica para justificar su implicación con la información sobre el referéndum.

Hoy por hoy, ya está siendo investigado por un posible delito de desobediencia por haber creado un duplicado de la página web clausurada, y es plenamente consciente de que este nuevo ingenio le puede llevar ante el juez por segunda vez. Pero tiene claro que seguirá adelante con su lucha. "Cuanto más prohíban, nosotros adelante", añade.

Confusión con Òmnium

Su ingenio trajo algún dolor de cabeza a Òmnium Cultural, puesto que en un primer momento el avatar y el banner que aparecían vinculados al número de móvil se parecían mucho al logotipo  con un pájaro que usa la entidad independentista en su campaña Crida per la democràcia, de forma que muchos ciudadanos le atribuyeron la iniciativa. Ferràndez asegura que no tenía esta intención y enseguida se disculpó y lo cambió.

Más información