Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
TEATRO

El Español pone voz a la tragedia de las refugiadas sirias

Dos funciones solidarias buscan rescatar del olvido a las mujeres de la guerra

El actor José Sacristán (derecha) ensaya con el director Rubén Cano su participación en el Proyecto HOME en el Teatro Español.
El actor José Sacristán (derecha) ensaya con el director Rubén Cano su participación en el Proyecto HOME en el Teatro Español.

“Es una pequeña acción, pero puede generar mucho calado. Hay muchas maneras de ayudar en este tipo de situaciones. Nosotros, como artistas de teatro, podemos tratar de concienciar a los espectadores”. La actriz Irene Escolar es una de las voces que desde el escenario del Teatro Español sacará del olvido el drama en el que viven las mujeres refugiadas sirias. “Ser indiferente ante esta tragedia supone irresponsabilidad o miseria moral”, añade José Sacristán que, junto a otros 15 intérpretes –ocho hombres y ocho mujeres- participará en Home, un proyecto solidario con el que el Español arranca su temporada teatral. Dos funciones, el viernes y el sábado próximo, en las que autores, directores y actores han unido su fuerza y su talento para representar un espectáculo de hora y media de duración compuesto por 16 monólogos de unos cinco minutos en torno al sector más olvidado y despreciado de la guerra de Siria: las mujeres.

Toda la recaudación que se consiga con la venta de las entradas, además de las donaciones a través de la Fila 0, irá destinada a la ONG Alianza por la Solidaridad, creada hace 30 años y que desde 2012 trabaja en Jordania en los campos de refugiados sirios y más concretamente en las mujeres. Los datos que ayer ofrecieron en la presentación de Home, por bien conocidos, no son menos terribles. Una de cada tres mujeres refugiadas sirias en Jordania es víctima de violencia sexual y de género en el propio hogar familiar.

Los equipos de autoría, dirección e interpretación se realizaron por riguroso sorteo. Fue entonces cuando los autores comenzaron a escribir, ya sabiendo quien iba a interpretar su relato. Así, Aitana Sánchez-Gijón pone voz al texto de Itziar Pascual y Amaranta Osorio. Bajo el título Vietato dare da mangiare, la actriz interpreta a una investigadora italiana que se encuentra por las carreteras de su país a una mujer siria con su bebé, rechazados en un campo de refugiados, a los que se decide ayudar de manera no oficial. “Visibiliza el problema de que la ayuda a esta gente se está convirtiendo en un delito”, asegura Sánchez-Gijón, quien resalta el hecho de que este proyecto solidario parta de una institución pública, como es el Teatro Español. “Es una iniciativa muy esperanzadora”, añade la actriz.

La mayoría de los textos se basan en testimonios reales, como el de Carolina Román, que gira en torno a esos héroes anónimos que deciden por libre viajar a los territorios afectados para ofrecer su ayuda, y que va a ser interpretado por Pepe Viyuela y dirigido por Carme Portaceli, la directora del Español. También el de Pedro Villora se centra en la historia del arqueólogo de Palmira Jaled al Assad, decapitado en 2015, y una imaginaria relación con un alumno que decide iniciarse por el camino del mal. Este texto, dirigido por María Ruiz, será interpretado por Nacho Sánchez.

Paco Bezerra, cuya obra será la que interprete José Sacristán y dirija Rubén Cano, ha posado su mirada en una reflexión sobre una cuenta de Instagran que se abrió de forma anónima y solo estuvo abierta dos semanas por la gran polémica que generó. La cuenta @hotmigrants publicó fotos de refugiados supuestamente atractivos o sexis. Bezerra da la voz al padre del chico que desde Washington abrió esta cuenta y que pronto se convirtió en todo un éxito, no exento de críticas y apoyos.

En Home colaboran también actores de la talla de Mario Gas, Nuria Mencía, Blanca Portillo o Javier Gutiérrez, entre otros, y directores como Salva Bolta, Carlota Ferrer o Helena Pimenta. Todos, bajo un mismo escenario, lucharán contra el olvido de las “grandes olvidadas”.

Más información