Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento otorga 4,5 millones de euros a la creación cultura

La subvención a la creación cultural multiplica por nueve su presupuesto y amplia las disciplinas que cubre

Christina Rosenvinge actuando en el parque de la Quinta de los Molinos el 30 de agosto.
Christina Rosenvinge actuando en el parque de la Quinta de los Molinos el 30 de agosto.

El Ayuntamiento de Madrid aprobará hoy, en la junta de gobierno extraordinaria, un plan de subvenciones a la creación cultural dotado con 4,46 millones de euros, nueve veces más que lo aportado en la última convocatoria. “Madrid nunca había tenido un plan tan ambicioso que fomentase la creatividad”, afirma la directora general de programas y actividades culturales, Getsemaní de San Marcos, que gestiona esta partida. Estas subvenciones no son nuevas —en su último año (2015), Ana Botella (PP) destinó 430.000 euros—, pero nunca habían gozado de tanto capital ni habían abarcado tantas disciplinas.

Esta subvención a la creación cultural llega a través de cinco nuevas líneas de acción: ayudas a la creación (1.530.000 euros); espacios independientes (600.000); festivales, en los que por primera vez se incluyen los musicales, (1.200.000); salas de música en vivo (400.000); y salas de artes escénicas alternativas (730.000). “Una de las novedades más importantes es que en todas las convocatorias el pago se realiza por anticipado, con carácter previo a la justificación de gastos”, explica el Ayuntamiento en un documento al que ha tenido acceso EL PAÍS. Un punto clave para el equipo de Cultura del Ayuntamiento y que ha requerido la modificación de la ordenanza de subvenciones municipales, que, tras un año de trabajo, se aprobó en mayo de este año.

Esta iniciativa ha contado con el apoyo directo de la alcaldesa, Manuela Carmena (Ahora Madrid), que desde el pasado marzo asume las competencias del Área de Cultura. Carmena se puso al frente tras destituir a Celia Mayer, duramente criticada por varias decisiones relacionadas con la Memoria Histórica, la cabalgata de Reyes de 2016, el denominado caso de los titiriteros y la gestión de Madrid Destino.

“Desde el inicio de la crisis, la escena cultural independiente de la ciudad se ha quedado en una situación frágil y precaria”, cuenta Getsemaní de San Marcos, responsable de gestionar las subvenciones que se aprobarán hoy. Algo que una capital como Madrid “no se puede permitir”: “Era raro que el Ayuntamiento no tuviera un programa de subvenciones. Otras Administraciones, como el Ministerio de Cultura o la Comunidad, poseen un sistema de ayudas parecido”.

En el pasado, Madrid sí que disfrutó de este tipo de ayudas a la creación de libre concurrencia —a las que se puede presentar todo aquel que tenga un proyecto relevante—, y con interesantes resultados. Reseñable es la época en la que Alicia Moreno ejerció de delegada de las Artes, con Alberto Ruiz-Gallardón (PP) en la alcaldía. Moreno fue responsable del lanzamiento de Matadero Madrid, centro cultural de referencia capitalino. Muchos de los programas que lo han convertido en epítome de la creación cultural tuvieron su origen en este tipo de subvenciones.

“Pero en esa época las ayudas eran más bajas”, apuntan desde el Consistorio. “Desde 2003, estas subvenciones han oscilado entre el medio millón y el millón de euros. Ahora, si contamos las nueve líneas de acción, se van a superar los cinco millones”, añaden. A los cinco ejes que se aprueban hoy —aunque las ayudas a la cultura están recogidas en los presupuestos municipales, aprobados en febrero con el apoyo del PSOE— se suman cuatro aprobados con anterioridad y que apoyan a galerías de arte, librerías o editoriales (cuyo plazo de presentación ya está abierto).

Aunque estas ayudas están destinadas a fomentar la creación cultural en 2017, algunas de ellas continúan su acción hasta 2018. En la mayoría, la convocatoria de presentación de proyectos arranca el 1 de enero de este año, o incluso unos meses antes. “En la Administración pública es común convocar con carácter retroactivo. La idea es apoyar proyectos realizados este año y consolidar las ayudas para 2018”, explica San Marcos. Para ella, un plan de subvenciones a la cultura debe ser una estrategia estructural. “Muchos creadores madrileños han tenido que emigrar para desarrollar su actividad. Queremos evitarlo y generar un buen legado”, añade la directora general.

Del documento municipal que resume el objetivo de las subvenciones se extrae que no solo se trata de invertir más fondos, sino también de producir una mayor diversidad tanto de disciplinas como de agentes (pueden postularse a la convocatoria creadores independientes, empresas privadas o entidades sin ánimo de lucro). “No solo es aportar dinero a los creadores, sino también a instituciones, espacios o iniciativas privadas que apoyen la creación”, explica San Marcos, “porque antes solo recibían ayudas salas de teatro alternativas y festivales de cine muy concretos”.

Apoyo a grandes instituciones culturales

Además de la nueva partida económica para apoyar la creación cultural, desde el Ayuntamiento se otorgan ayudas a instituciones clave en la cultural. Son las denominadas subvenciones nominativas, a entidades privadas que realizan una relevante labor cultural en la capital.

Son el Teatro Real, la Casa América, el Ateneo de Madrid, el centro de cultura contemporánea La Fábrica, el Teatro de la Abadía, la sociedad filantrópica Real Sociedad matritense de amigos del país y el Círculo de Bellas Artes. En 2017, el presupuesto para estas instituciones ha sido de 1.279.295 euros, en la línea de lo otorgado los últimos años.

Más dinero y más disciplinas

  • Las ayudas a la creación cultural no son una iniciativa nueva del gobierno de Ahora Madrid. 
  • Se llevan otorgando años, pero nunca habían disfrutado de tan amplio presupuesto. 
  • La dotación de las cinco nuevas líneas de actuación suma 4,46 millones de euros. Que se añaden a otros cuatro ejes estratégicos con un presupuesto de 590.000 euros. En total suman 5.050.000 para el año 2017. Se podrá optar a ellas desde la semana que viene. 
  • Entre las novedades de las ayudas está la ampliación de disciplinas. Anteriormente solo se financiaban con dinero público salas de teatro alternativo, un pequeño grupo de festivales de cine y los creadores, partida que desapareció en 2012. 
  • Además del aumento de cuantía, ahora también van a recibir ayudas, entre otros, los festivales de música de pequeño formato, los espacios de música en vivo o las salas de arte.
La idea final del Ayuntamiento es apoyar proyectos que aunque no siempre tengan una rentabilidad económica evidente, posean una notable relevancia cultural: “Esta propuesta tiene vocación de crear un tejido cultural sólido”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram