Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una célula yihadista integrada por hermanos y amigos

La pandilla de amigos, a juzgar por la opinión de los vecinos, estaba totalmente integrada en Ripoll

La célula yihadista que atentó el jueves en Barcelona y Cambrils (Tarragona) estaba integrada, entre otros miembros, por cuatro parejas de hermanos. Tienen entre 17 y 24 años y han nacido o se han criado en el pueblo. La policía autonómica ha detenido a dos hermanos mayores de los chicos y al dueño de un locutorio de la localidad. Se trata de una pandilla de amigos que, a juzgar por la opinión de los vecinos, estaba totalmente integrada en la población.

A falta de confirmación policial, todo apunta que el imán de la Mezquita Annour de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, captó a los jóvenes en las horas de oración, aunque según algunos testigos también se reunía con ellos a escondidas, de madrugada.

Todo apunta a que les captó a su llegada a Ripoll en 2015 y que poco a poco los fue radicalizando. El grupo de amigos, la mayoría de origen marroquí pero nacidos en Cataluña, acabaron convirtiéndose, a espaldas de sus familias, en terroristas.

Cinco familias han quedado destrozadas por el dolor de ver la matanza cometida por los pequeños de la casa, o en algunos casos por hasta dos hermanos de la misma familia.

Gráfico: Lazos familiares de la célula terrorista de Cataluña pulsa en la foto
Gráfico: Lazos familiares de la célula terrorista de Cataluña

Mohamed Hychami, de 24 años, era el mayor de la pandilla y quizás, según algunos conocidos, el que podía ejercer de líder entre ellos. Estaba también su hermano pequeño Omar, de 17. Ambos fueron abatidos en Cambrils.

Otros dos hermanos integrantes de la célula son Houssaine y Younes Abouyaaqoub. El primero, de 17 años, está entre los tiroteados en Cambrils; el segundo es el fugitivo (aunque no se descarta del todo que esté muerto). La investigación apunta a que con la tarjeta de crédito de este último se pagó el alquiler de las tres furgonetas que iban a utilizar en los atentados. La policía sospecha, de hecho, que era el conductor de la furgoneta que mató a 13 personas en La Rambla.

También la familia Allaa ha perdido, con toda probabilidad, a dos de sus miembros. Said, de 19 años, presuntamente conducía el Audi que cogió a su hermano mayor Mohamed para atentar en Cambrils. Allí murió a tiros. La policía cree que entre los escombros de la casa de Alcanar también está su hermano Youssef, aunque por el momento todavía no se ha podido confirmar. Mohamed, de 27 años, al sospechar lo sucedido se presentó ante los Mossos y quedó detenido. Como también fue arrestado por una patrulla de seguridad ciudadana Driss Oukabir, de 28 años y hermano de Moussa. Este último, de 17 años y sin carné de conducir, le habría cogido la documentación a su hermano para alquilar una de las furgonetas para cometer los atentados.

Entre los detenidos está, por otra parte, Mohamed Houli, un joven de 21 años que resultó herido en la explosión del chalé de Alcanar. La Guardia Civil también detuvo en un operativo conjunto con los Mossos a Sahl el Karib, de 34 años, que hace cuatro años que vive en Ripoll con su mujer y tiene una hija de dos años y medio. Moussa Oukabir compró un billete de avión para Marruecos en el locutorio que él regenta.

La mayoría de estos jóvenes estudiaron juntos y jugaban juntos en el equipo de fútbol sala local. Aunque sus padres, afincados en Ripoll desde hace muchos años, trabajan “en el bosque”, ellos habían encontrado ocupación principalmente en fábricas de la comarca.

Los jóvenes de Ripoll son descritos por muchos de sus vecinos y conocidos como “amables”, “alegres” o “buena gente”, de modo que nadie puede explicar qué les pasó. Los vecinos hablan estos días con medios de todo el mundo.

Según el secretario de la mezquita Annour, Hammon Minjah, los chicos acudían a los rezos, pero esporádicamente. El que lo hacía más a menudo era Mohamed Hychami; Moussa Oukabir, en cambio, lo hacía “un viernes al mes”. Un amigo de ellos, sin embargo, afirma que eran asiduos de la mezquita durante el Ramadán.

Balance de las pesquisas

Desaparecidos. La policía no ha localizado a tres personas que supuestamente participaron en los atentados. Se trata de Abdelbaki Es Satty (el imán de Ripoll), Youssef Aalla y Younes Abouyaaqoub. La policía baraja como probable que los dos primeros murieran en la casa de Alcanar (Tarragona) que explotó de forma fortuita el miércoles. Abouyaaqoub es señalado como el principal sospechoso de haber conducido la furgoneta que se usó en el atentado de La Rambla, aunque no se descarta tampoco que haya fallecido.

Detenidos. Son cuatro hombres. Tres de ellos fueron detenidos en el municipio de Ripoll (Driss Oukabir, Sahal El Karib y Mohammed Aalla). El cuarto resultó herido en la explosión de la vivienda de Alcanar (Mohamed Houli Chemlal) y fue arrestado.

Fallecidos identificados. Son los cinco terroristas que murieron en Cambrils cuando intentaban otro ataque masivo en la localidad durante la madrugada del viernes, horas después del atentado de La Rambla de Barcelona. Estos son Moussa Oukabir, Said Aillaa, Mohamed Hychami, Omar Hychami y Houssaine Abouyaaqoub.

Más información