Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMER Y BEBER

Canallada fina

La nueva propuesta del chef Ricard Camarena quiere ser "transgresora y elegante"

El local de Canalla Bistro.
El local de Canalla Bistro.

Que en un sitio tan fino como Platea, el mercado gastronómico del barrio de Salamanca, se inaugure un bistró llamado Canalla es toda una declaración de intenciones. “Se trata de una propuestas transgresora y elegante; una cocina sin reglas”, describe Ricard Camarena, chef con una estrella Michelin en su local de Valencia y responsable de Canalla Bistro (calle de Goya, 5; unos 35 euros por persona), que inauguró en junio. Camarena regresa a la capital —ya estuvo cocinando en el Ramses— adaptando un concepto (marca) que ya tenía creado y exportado: también hay un Canalla en la capital del Turia y otro en México.

Ricard Camarena toma el relevo en este cuidado espacio a Ramón Freixa. La propuesta gastronómica de Freixa era lo mejor del espectacular espacio gastronómico, que no terminaba de convencer. Por eso han decidido darle una vuelta y tomar mayor control de la oferta de locales de la planta baja (renovando algunos de ellos). Camarena es la bandera de este nuevo Platea: “Ricard es uno de los mejores cocineros de España y nos hemos identificado con el estilo rotundo, creativo y ecléctico de Canalla. Una propuesta que cumple expectativas”, cuenta Gonzalo Hurtado, director general de Platea.

El resultado no puede ser más agradable. Desde su ensaladilla rusa con espuma de aceitunas, uno de los iconos de la casa, hasta una tempura suavemente picante. Pasando por baos rellenos de cerdo; un casero sándwich de pastrami, versión del bocata del local neoyorquino Katz´s; unas deliciosas croquetas o unas sorprendentes empanadillas de langostino. Todo encaja en esta carta verdaderamente variada. Pero no hay que saciarse en exceso con las propuestas saladas de Camarena: después llegan los impresionantes postres. Para poder disfrutar mejor de ellos, lo mejor es compartirlos. El plátano helado no solo seduce a la vista, sino que convence desde el primer mordisco. La tarta de manzana asada con mousse de galleta es directamente irresistible.

Además de la propuesta gastronómica, el Canalla de Platea, en la primera planta del espacio, permite disfrutar de los espectáculos que organizan y de las vistas del que fuera el cine Carlos IIIl, remodelado con mimo por Lázaro Rosa Violan. Si Canalla marca el nuevo tono de Platea, todo suena muy acertado.

En tres ideas

Lo mejor… La variedad de su carta y lo cuidado de toda su propuesta. No falla ningún plato.

Lo peor… Al ser un antiguo cine, algunos comensales pueden echar en falta algo de luz natural. Basta con dejarse llevar por la cuidada iluminación o acudir a cenar.

Ideal para ir con… Un amigo foodie al que quieras sorprender. Con una cita es éxito asegurado.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información