Las colas vuelven a El Prat por una huelga de celo de Eulen

Los trabajadores de los filtros de control tienen convocada una huelga parcial en agosto

El aeropuerto de El Prat revivió ayer la pesadilla de las colas en la revisión de pasaportes, pero esta vez a causa de una huelga de celo de los trabajadores de Eulen, la empresa que tiene la contrata de los controles de seguridad previos a la sala de espera. La empresa y los trabajadores se encuentran en plena negociación para evitar huelgas de tres días a la semana en agosto, en plena operación salida de vacaciones. Aunque Aena aseguró que el pico máximo de espera fue de 45 minutos, algunos pasajeros se quejaron de colas de más de tres horas.

Las redes sociales se llenaron ayer desde muy temprano de vídeos y fotos en los que se denunciaban las largas colas para pasar el filtro de seguridad. Por momentos el gran vestíbulo de la T1 estaba a reventar y varias aerolíneas optaron por enviar mensajes a sus clientes para advertirles del imprevisto y recomendarles acudir con más antelación al aeropuerto y evitar así perder sus vuelos.

Varios viajeros se quejaron de colas de hasta tres horas, un extremo que desde Aena negaron. De acuerdo con el operador aeroportuario, el pico máximo de espera fue de 40 minutos y se produjo alrededor de las 11 de la mañana. Aena recordó que se trata de un conflicto laboral e instó a las partes a que lleguen a un acuerdo. De igual manera se expresó el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull. Durante un acto en Molins de Rei (Baix Llobregat), Rull pidió “máxima diligencia la hora de resolver un eventual conflicto que pueda afectar a los pasajeros”.

Los trabajadores de Eulen negaron que la lentitud en los controles fuera fruto de una huelga de celo y la achacaron a las razones que precisamente motivan el conflicto laboral: la falta de personal para atender el gran flujo de pasajeros que pasan por el aeropuerto barcelonés, que bate récord mes tras mes, y las jornadas laborales de más de 16 horas. La empresa declinó explicar su posición respecto a las peticiones de la plantilla. Eulen se encarga de los filtros de seguridad de El Prat desde junio del año pasado, cuando se hizo con el contrato.

Ya en la tarde de ayer se normalizó la situación de acceso a los controles, según explicaron desde Aena. Algo que los trabajadores atribuyeron a que hay menos vuelos después de la hora de comer y por tanto las filas iban mucho más fluidas. El promedio de espera está entre los 10 y los 20 minutos, explican desde el operador aeroportuario.

Hoy hay prevista una reunión de mediación en el Departamento de Trabajo de la Generalitat, con la que se espera que se pueda desactivar la convocatoria de huelga programada. Los trabajadores pretenden hacer parones parciales todos los viernes, domingos y lunes, a partir de agosto. Las manifestaciones serían de una hora en cuatro franjas; de 05.30 a 06.30 horas, de 10.30 a 11.30 horas, de 16.30 a 17.30 horas y de 18.30 a 19.30 horas.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50