Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UB se adhiere al Pacto Nacional por el Referéndum

Todas las universidades públicas catalanas, excepto la Autónoma de Barcelona y la de Lleida, apoyan que Cataluña pueda votar

Claustro de la Universidad de Barcelona.
Claustro de la Universidad de Barcelona.

La Universidad de Barcelona (UB), la más grande de Cataluña con casi 63.000 estudiantes, se ha adherido al Pacto Nacional por el Referéndum (PNR). El Consejo de Gobierno, que cuenta con representación de docentes, alumnos y personal de administración y servicios, ha aprobado este miércoles por 24 votos a favor, 13 en contra, dos en blanco y dos nulos, la integración de la UB en la plataforma que aglutina a partidos políticos y entidades sociales, culturales y económicas en favor de un referéndum pactado. 

La propuesta de acuerdo fue presentada por un grupo de 17 personas del personal docente y de administración y servicios. "Este acuerdo en el Consejo de Gobierno especifica que da apoyo a las iniciativas realizadas en el marco del Pacto Nacional por el Referéndum", ha explicado la UB en un comunicado. Según Jordi Guilleumes, uno de los promotores de la propuesta, la adhesión se tendría que haber discutido ya hace un mes, en el anterior consejo de gobierno. Los promotores defendieron ayer que las universidades catalanas ya se adhirieron en 2012 al Pacto Nacional por el Derecho a Decidir y el claustro (300 representantes de toda la comunidad universitaria) también dio apoyo a la consulta del 9-N. “Fue un debate intenso. Los que estaban en contra dijeron que representamos a la UB como académicos, no como políticos”, apuntó Josep Casulleras, representante del profesorado no permanente. Esta misma tesis argumentó Sociedad Civil Catalana en un escrito de repulsa a la adhesión de la universidad catalana.

La UB no es la primera universidad catalana en integrarse en el Pacto Nacional por el Referéndum. De hecho, todas las universidades públicas, excepto la Autónoma de Barcelona y la de Lleida, ya han aprobado en sus respectivos órganos consultivos su apoyo a la plataforma. La Pompeu Fabra de Barcelona aprobó su integración en el PNR el 31 de mayo en un Consejo de Gobierno sin ningún voto en contra. La Politécnica de Cataluña también se adhirió.

Por su parte, la Universidad de Girona, a petición de las Juntas de Facultad de algunos centros docentes y de las inquietudes expresadas por diversos colectivos universitarios, llevó el asunto a su Consejo de Gobierno el 25 de mayo. Sin embargo, al tratarse de "una cuestión de interés general", ajena a temas específicamente de política universitaria, propuso abordar el tema en el Claustro Universitario, con una representación más amplia de todos los estamentos universitarios. El 21 de junio, se aprobó por mayoría: 69 personas (el 88% de los participantes en el Claustro) votaron a favor, seis en contra y tres en blanco. La Rovira i Virgili de Tarragona aprobó su adhesión el pasado 1 de junio en su Claustro con el 74% de los votos a favor, el 19% en contra y el 7% en blanco.

Rechazo en Lleida

Las únicas universidades que no se han adherido o lo han rechazado han sido la Autónoma de Barcelona (UAB) y la de Lleida (UdL). "No ha pasado por el claustro ni está previsto. Nadie lo ha propuesto", ha indicado un portavoz de la UAB. La Universidad de Lleida, en cambio, lo votó y rechazó adherirse por 19 votos en contra, nueve a favor, cinco en blanco, dos abstenciones y uno nulo. El rector declinó en su momento posicionarse sobre el tema porque, dijo, "la obligación institucional del rector es mantener la neutralidad política de la UdL". Con todo, algunos miembros de la comunidad universitaria de Lleida lanzaron una campaña telemática de recogida de firmas para que la UdL rectificase y suman ya 600 apoyos.

Por su parte, la mayoría de las universidades privadas no se han posicionado sobre el asunto. "Desde la Universitat Internacional de Catalunya (UIC Barcelona) no podemos hablar en nombre de toda la Universidad y, por tanto, no podemos adherirnos a un tema de pensamiento político libre en el que estamos seguros de que hay muchos miembros a favor y otros en contra", ha apuntado el rector, Xavier Gil. La Ramon Llull tampoco se ha adherido: "No creemos que la Universidad, institucionalmente hablando, deba adherirse al PNR por el simple motivo de que toda la universidad está compuesta por una comunidad muy amplia de personas —en nuestro caso son más de 22.000— que tienen diversidad de opiniones y porque debe estar al servicio de lo que la sociedad decida", ha indicado una portavoz.

No obstante, quien sí se ha adherido al Pacto Nacional por el Referéndum es la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). La institución privada acordó su adhesión hace un par de días en su Consejo de Gobierno.