Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El preconcurso de CNA Fagor causa un gran malestar en el Gobierno vasco

La consejera Arantza Tapia afirma que la actitud de la compañía es "intolerable"

Jorge Paraldé, administrador de CNA Corporación, y Francisco Martín, director general de Cata, en julio de 2014, dan detalles de su oferta por Fagor Electrodomésticos.
Jorge Paraldé, administrador de CNA Corporación, y Francisco Martín, director general de Cata, en julio de 2014, dan detalles de su oferta por Fagor Electrodomésticos.

La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno vasco, Arantxa Tapia, ha advertido hoy a CNA Fagor de que su actitud con los trabajadores, los directivos de sus empresas y el propio Ejecutivo vasco ante la presentación de un preconcurso de acreedores en Edesa Industrial es "intolerable" y ha advertido de que "su crédito" con el Gobierno de Urkullu "se ha terminado".

La compañía Edesa Industrial, fabricante de electrodomésticos de la marca Fagor presentó el pasado viernes un preconcurso de acreedores en los juzgados de San Sebastián con una deuda de casi 100 millones de euros. La empresa, que pertenece al grupo CNA, con sede en Torelló (Barcelona) y que está controlado por Jorge Parladé, compró el negocio de la antigua Fagor Electrodomésticos, propiedad de la Corporación Mondragón (antes MCC), hace tres años en una subasta judicial por 42,5 millones.

Edesa Industrial, con sede en Mondragón (Gipuzkoa), factura unos cien millones de euros al año, tiene unos 350 empleados en Euskadi y obtiene el 60% de sus ingresos con producción dentro de Europa, mientras que la mayoría de su competencia fabrica lavadoras y neveras fuera del continente.

La consejera Tapia ha indicado este lunes que el grupo CNA ha presentado el preconcurso sin que el Gobierno vasco haya sido informado previamente y, al parecer, sin que los trabajadores y directivos de sus plantas lo conocieran. La actitud de los propietarios con los trabajadores, los directivos de la planta y con el Gobierno vasco, ha manifestado Tapia, es "intolerable" porque "dificultades pueden pasar muchas empresas, pero no son formas de hacer las cosas". También ha indicado que "parece que el crédito con las entidades financieras se les terminado" y ha advertido de que "desde luego, el crédito con el Gobierno vasco también se ha terminado".

Por su parte, la diputada de Promoción Económica de Gipuzkoa, Ainhoa Aizpuru, también ha expresado hoy su "malestar" por la "falta de respeto" que, a su entender, ha supuesto que la compañía Edesa Industrial no haya "avisado" a las instituciones vascas ni a su plantilla de que iba a presentar un preconcurso de acreedores.

Aizpuru ha señalado que la semana pasada había hablado con el comité de empresa de Edesa-Fagor y sus miembros no sabían "nada" acerca de la solicitud de preconcurso de acreedores. "Es una petición que les hacemos porque estábamos en contacto con ellos y no nos habían trasladado que iban a hacer la solicitud del preconcurso con esta aceleración", ha sentenciado.