Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“A la vaca ‘Margarita’ no nos la van a tocar, esto lo tenemos clarísimo”

Movilización en Tarragona para evitar el sacrificio del animal por no tener los papeles en regla

La vaca Margarita. VÍDEO: EFE-Quality

"A la vaca 'Margarita' no nos la van a tocar, esto lo tenemos clarísimo". El anuncio lo hace Olivia Benaiges, una vecina de Tortosa (Tarragona) que durante cuatro años ha alimentado y visto crecer a Margarita. Solo son vecinas pero su apego es tan estrecho que con echarle un vistazo ya sabe con qué humor se ha levantado Margarita. Margarita es una vaca domesticada. El Departamento de Agricultura de la Generalitat ha activado el protocolo para sacrificarla alegando que no tiene los papeles en regla. El plazo límite vence este viernes. "Ni hablar de sacrificios", cuenta Benaiges, quien señala que la vaca es un animal de compañía y que no procede matarla, por mucho desacierto administrativo que haya habido. La campaña Salvemos a la vaca Margarita ha recogido más de 170.000 firmas de apoyo en la plataforma Change.org.

El departamento de Agricultura catalán argumenta que la ley impone la necesidad de sacrificar a la vaca. El animal no consta en ningún registro ni existe documentación sobre su historial veterinario. Las exigencias de trazabilidad que pesan sobre el ganado bovino obligan a tener un minucioso apunte de cada ejemplar que haya en una explotación. Así lo marcan las directrices europeas para prevenir la propagación de enfermedades como la que se conoció como mal de las vacas locas. Aparte del sacrificio del animal, Agricultura tramita una multa de 3.000 euros para el propietario del terreno donde ha pastado, y crecido, Margarita. Al ser un ejemplar en edad adulta, ya no es posible formalizar su inscripción.

Los vecinos cuentan que en Tortosa, ir a visitar a Margarita y llevarle un puñado de hierba, se había convertido en una actividad común. Tan pronto como se supo que la vaca sin papeles tenía los días contados se originó un movimiento popular de apoyo para tratar de apartarla del corredor de la muerte. La entidad Hogar ProVegan se ha volcado en salvar a Margarita. De hecho, en una maniobra que ha molestado a los técnicos de Agricultura, la vaca fue trasladada de noche desde Tortosa hasta las instalaciones que Hogar ProVegan tiene en la comarca del Priorat. Alegan que las excesivas visitas que recibía la vaca en la finca le estaban causando estrés y ansiedad, y empezaba a padecer problemas de salud. Hogar ProVegan denuncia que la administración se aferra "a una ley de explotación ganadera que no se corresponde para nada con la situación familiar y doméstica de 'Margarita". Mientras, la campaña de apoyos para lograr el indulto de Margarita no ha parado de crecer.

En febrero pasado, una movilización parecida paralizó el sacrificio en Madrid de la vaca Carmen. Los veterinarios de la Comunidad de Madrid denunciaron que Carmen, acogida en un santuario de animales, había dado positivo en un test de tuberculosis y que procedía enviarla al matadero. La causa "Evitemos que la Comunidad de Madrid mate a la vaca 'Carmen" logró 70.866 firmas en la plataforma Change.org. Finalmente, el animal no se sacrificó.

Más información