Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valencia y Alicante baten su récord de lluvia desde 1864, y Castellón desde 1912

La Comunidad Valenciana cierra el invierno con más precipitaciones un año después del más seco

Último temporal en Dénia (Alicante). En vídeo, previsión del tiempo de la AEMET. Vídeo: ATLAS

La Comunidad Valenciana ha registrado el invierno más húmedo desde que hay registros para el conjunto del territorio, en 1950. En Valencia y Alicante no había llovido tanto desde que empezaron las mediciones locales en 1864. Lo mismo ha sucedido en Castellón, donde la serie histórica arranca en 1912.

El récord de precipitaciones —dos veces y media lo considerado normal—, alimentado por la sucesión de temporales de levante, se alcanza un año después del invierno más seco desde que hay datos.

"Las proyecciones medias señalan que los fenómenos intensos se producirán con más frecuencia debido al cambio climático", ha afirmado el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en la Comunidad Valenciana, Jorge Tamayo, al presentar los datos.

Y este invierno —que desde el punto de vista meteorológico incluye los meses de diciembre, enero y febrero— ha sido abundante en fenómenos extremos en la Comunidad Valenciana. Nunca, desde que hay información, se había visto una nevada tan grande y extensa en la comunidad autónoma como la que en enero atrapó a miles de automovilistas en la A3.

La nieve cubrió entonces las playas de Torrevieja, Xàbia y Dénia, en Alicante, con un grosor de hasta 10 centímetros, y alcanzó los 60 centímetros en Morella, al norte de Castellón. Combinada con el fuerte viento, la nieve provocó la caída de numerosas torres eléctricas y dejó a miles de personas sin electricidad en sus casas.

José Ángel Núñez Mora, jefe de la sección de Climatología de Aemet en Valencia, ha explicado que las estaciones de la agencia en Morella y Vilafranca (Castellón) quedaron cubiertas de nieve a pesar de su equipamiento: "La capacidad de derretir la nieve de las estaciones, que están fabricadas en países como Finlandia y Alemania, resultó inferior a la intensidad de la nevada".

Tampoco se habían registrado olas tan altas como la que alcanzó 6,45 metros frente a la ciudad de Valencia en el mismo temporal —el récord anterior, de 5,5 metros, era del año 2009—.

Desde el punto de vista de las temperaturas el invierno ha sido "cálido" en la Comunidad Valenciana, con medio grado por encima del promedio. A pesar de ello, el 18 de enero fue el día más frío desde el año 2005, con el termómetro cayendo hasta los 10 grados bajo cero en municipios del interior de Castellón. El 9 y 10 de marzo se vivieron, en cambio, los días más calurosos para esa altura del año de la serie histórica, con casi 35 grados en la estación del aeropuerto de L'Altet, en Alicante.

La delegación valenciana de Aemet también ha batido este invierno sus registros de impacto en redes sociales, con picos especialmente altos en Twitter coincidiendo con los días de temporal.

La previsión para primavera contempla que las temperaturas se sitúen por encima del promedio histórico, mientras que respecto a las lluvias no hay elementos que permitan pronosticar si va a haber más o menos precipitaciones de lo normal, ha indicado Tamayo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información