Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En busca del pájaro desconocido

Un ornitólogo catalán tratará de encontrar en un paraje remoto de China una nueva especie de ave

El ornitólogo José Luis Copete, en Sicilia, observando aves.
El ornitólogo José Luis Copete, en Sicilia, observando aves.

En el mundo hay aún espacio para la aventura de altos vuelos. Y nunca mejor dicho cuando de lo que se trata es de dar en un paraje remoto de China con un pájaro desconocido todavía para la ciencia.

Una expedición internacional va a tratar de hallar la misteriosa ave en el aislado macizo de Hupingshan, en Hunan, donde hay rumores de su existencia. Uno de los tres ornitólogos que van a ir juntos en busca del innominado plumífero es un catalán, José Luis Copete (Badalona, 1968), autor de diversos artículos en publicaciones científicas y en la actualidad uno de los redactores del HBW Alive, la versión online y continuamente actualizada del monumental Handbook of the birds of the World que publica Lynx Edicions. Los otros dos miembros de la expedición, porteadores aparte, son el afamado sueco Per Alström, experto, precisamente en taxonomía aviar y una de las estrellas del pasado Birding Festival del Delta del Ebro, y el ornitólogo francés radicado en Shenzhen Jonathan Martínez, especialista en cantos.

En la zona hay numerosos carnívoros: leopardo, pantera nebulosa y el irascible oso negro del Himalaya

La julesverniana aventura de tres ornitólogos en la China meridional se va a desarrollar en un área de entrada restringida por el Gobierno chino y en la que, para adobar la peripecia, hay presencia de numerosos carnívoros: leopardo, pantera nebulosa y el irascible oso negro del Himalaya, que cada año suele causar alguna desgracia durante la época de cría, en primavera.

"Iremos en mayo, de acampada durante dos o tres semanas, tenemos dos objetivos, uno es tratar de resolver el enigma de ese pájaro que parece ser desconocido para la ciencia ", explica Copete acodado en un bar de Gràcia mientras conjura aves exóticas y aventuras, a ser posible, puntualiza, libres de osos malhumorados. ¿Cómo es ese pájaro misterioso? "Se trata de un zootera que canta de noche y vuela en círculos como una becada". ¿? "Bien, para que lo entiendas, es, por lo que nos ha llegado, un tipo de zorzal de montaña, de un tamaño del doble de un zorzal común y muy esquivo. Hasta donde sabemos podría ser una especie no descrita aún. Trataremos de capturarlo vivo y averiguar qué es".

¿Han pensado en un nombre para la nueva especie? Ha de ser una tentación ponerle el de uno mismo, un pelín latinizado para disimular. "Es un poco pronto para pensar en un nombre, pero supongo que le pondríamos uno que tuviera que ver con el lugar en que se le encuentre".

Cuando se trata de especies no descritas, que en general suelen ser tener un numero escasísimo de individuos (pues sino serían más fácilmente conocidas), matar al ejemplar capturado (que por otro lado es un sistema infalible para saber que se trata, en efecto, de una especie desconocida) suele provocar polémica. Así sucedió, recuerda Copete, con el famoso caso de Chris Filardi y el martín pescador de las Salomon o moustached kingfisher, que solo se encuentra prácticamente en Guadalcanal, que ya es sitio. "Dicha especie, rarísima, solo se conocía por un ejemplar disecado, una hembra, en un museo, lo que provocaba las lógicas dudas. Filardi, del American Museum of Natural History, fue hasta allí, vio bastantes y calculó que la densidad garantizaba que no pasaba nada si matabas uno. Así que consiguió el macho que faltaba para completar la muestra del museo y convencer a los escépticos de la existencia de la especie. ¡Y se le montó una tangana formidable en Internet! Sacrificar o no un pájaro en aras de la ciencia es toda una disyuntiva".

Por si acaso, ellos no matarán el innominado zorzal chino. "Le arrancaremos unas plumitas y le extraeremos sangre para un análisis conclusivo de ADN. Luego lo dejaremos ir". Como veo a Copete apurar con deleite el café con leche declino preguntarle si también le harán la preceptiva extracción de semen, una maniobra que se efectúa introduciéndole a la avecilla una pipeta en la cloaca y sorbiendo. Ajeno a la dirección de mis pensamientos, Copete continúa: "No vamos a comprometer la supervivencia de la especie. A veces este tipo de pájaros nuevos los encuentras cuando casi ya no quedan".

"Le arrancaremos unas plumitas y le extraeremos sangre para un análisis conclusivo de ADN. Luego lo dejaremos ir"

Es el caso de la perlita de Iquitos, que puede ser que ya esté extinguida y que descubrió para la ciencia el biólogo leonés afincado en la Amazonia peruana desde 1983 José Álvarez Alonso, una leyenda viva de la ornitología. Precisamente, señala Copete, Álvarez Alonso es uno de los pocos españoles que ha descubierto especies nuevas. "Al año se descubren en todo el mundo cinco o seis especies realmente nuevas. Ahora mismo hay una en Perú sin nombre, una especie de antbird, parecido a un ruiseñor bastardo pero con colorines. Un tipo lo encontró fortuitamente delante de sus binoculares".

El otro objetivo de la expedición a China, más mundano, es atrapar mosquiteros. "Estamos escribiendo un libro sobre ellos, que publicará Lynx. Vamos a estudiar particularmente a dos especies que hay en la zona e investigar si se ha producido hibridación entre ellas". El libro les obligará a viajar a otros lugares para estudiar distintos tipos de mosquiteros y resolver algunos enigmas que plantean. El asunto les va a emplear alrededor de cinco años.

No puedo dejar de preguntarle a Copete, con indisimulada envidia, si cree que verán en Hupingshan la pantera nebulosa, criatura casi legendaria. "Es difícil, es muy nocturna y arborícola, pero ya sabes que el año pasado tuve suerte y vi muy bien el leopardo de las nieves en el Ladakh. A veces hay suerte". De momento, Copete, que no para, vuelve a participar este año en la competición internacional Champions of the Fly, un maratón de identificación de aves en Israel, el 28 de marzo, como integrante del equipo Zeiss Reservoir Birds compuesto por Daniel López-Velasco, Ferran López, Frances Kirchner (el propietario de la tienda de naturaleza Oryx y director del Birding Festiva) y él mismo. En la anterior edición a la que concurrieron, los Reservoir Birds quedaron terceros pero esta vez, prevé será más difícil. "Se ha incrementado el número de equipos hasta 16 y participan, precisamente, unos ornitólogos chinos muy buenos... Vamos a ver qué vemos".