Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Correa, Crespo y El Bigotes, a prisión por la Gürtel de Valencia

Los tres han sido condenados a 13 años de cárcel por el Tribunal Superior de Justicia de Valencia

Francisco Correa, a su llegada a la sede del TSJV, este martes.

Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez, El Bigotes, ya están en la cárcel de Picassent para comenzar a cumplir sus penas de 13 años de prisión cada uno por la rama valenciana del caso Gürtel. Los tres fueron condenados el pasado viernes por amañar contratos de la Generalitat valenciana para la Feria Internacional de Turismo (Fitur). El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) ha acordado su entrada en prisión provisional por "el riesgo de fuga", "la gravedad de la pena a la que han sido condenados" y "los otros casos que tienen pendientes". El jueves serán trasladados a un centro penitenciario de Madrid para que puedan seguir compareciendo en las sesiones de la causa principal del caso Gürtel que se está celebrando en la Audiencia Nacional.

El tribunal ha decretado la prisión como medida cautelar, dado que la sentencia no será firme hasta que el Supremo ratifique las condenas, a petición de la fiscalía y del PSPV-PSOE, personado como acusación popular. El abogado de Crespo ha considerado que la resolución es "completamente injusta" y ha acusado al tribunal de representar la "teatralización" de una "decisión tomada" de antemano. El letrado de Correa ha sostenido que la prisión era innecesaria puesto que su cliente acude a diario al juicio en la Audiencia Nacional y "no existe mayor control que ese".

Las defensas de los tres cabecillas de Gürtel habían pedido que se les aplicaran medidas alternativas a la pérdida de libertad acogiéndose al precedente del exconsejero valenciano Rafael Blasco. Condenado a ocho años de cárcel por malversar fondos de ayuda al desarrollo, al que fue consejero con el expresidente Francisco Camps se le permitió evitar la cárcel con una fianza y comparecencias periódicas hasta que el Tribunal Supremo hizo firme la sentencia. Los magistrados Pilar de la Oliva, Antonio Ferrer y Juan Climent han replicado a través de sendos autos que los supuestos "no son idénticos": las penas en esta ocasión son superiores y, frente a las "dos piezas" del caso Cooperación que a Blasco le quedaban por afrontar, los jefes de Gürtel tienen pendientes un número "muy superior".

Un furgón de la Guardia Civil traslada a Correa, Crespo y Pérez a prisión. ampliar foto
Un furgón de la Guardia Civil traslada a Correa, Crespo y Pérez a prisión.

El abogado de Correa ha alegado que se ha producido un "cambio en la estrategia" de su cliente, que ha pasado a colaborar con la justicia, a lo que el tribunal ha contestado que "en la presente causa no ha demostrado afán de colaboración alguno, limitándose a negar la totalidad de los hechos que se le imputan".

Correa también ha ofrecido consignar 278.000 euros de responsabilidad civil si le desbloquean los fondos que tiene en Suiza. "No podemos dejar de mencionar que se trata de bienes ya materialmente intervenidos por la Administración", ha señalado el tribunal, que además de la cárcel impuso al líder de la trama una multa de 3,9 millones de euros por los amaños de Fitur.

Correa ha sido el primero en llegar a la sede judicial, poco antes de las nueve, con la gabardina en la mano. Tras celebrar la vista, el tribunal le ha pedido que aguardara en la sede judicial a que se dictara el auto. Crespo, que se ha declarado "absolutamente tranquilo" a la entrada, también ha pasado la mayor parte de la mañana esperando la decisión del tribunal. Ambos han permanecido en una habitación contigua a la sala en la que se celebraban las vistas, bajo la atenta mirada de agentes de la Guardia Civil. Un par de personas les han llevado al tribunal bolsas con ropa por si al final se decretaba su ingreso en prisión, como así ha sido.

Alvaro Perez, El Bigotes, al llegar al tribunal. ampliar foto
Alvaro Perez, El Bigotes, al llegar al tribunal.

Álvaro Pérez, El Bigotes, ha sido el tercero en comparecer. Al resto de miembros de Gürtel condenados por amañar contratos de Fitur —Isabel Jordán (condenada a seis años de prisión), Mónica Magariños (con una pena de tres años de cárcel) y Cándido Herrero (condenado a cuatro años)—, los magistrados les han impuesto comparecencias periódicas ante el tribunal y la prohibición de abandonar España, además de retirarles el pasaporte.

La sentencia, que puede recurrirse ante el Supremo, estableció que los concursos para el diseño, montaje y desmontaje del pabellón de la Comunidad Valenciana en Fitur y otras ferias turísticas menores fueron amañados a favor de la trama Gürtel cinco años seguidos entre 2005 y 2009. Las trampas hicieron que las convocatorias públicas se convirtieran "así en un mero subterfugio para directamente apropiarse de los caudales públicos". En total, de cinco millones de euros.

Junto a los miembros de Gürtel fueron condenados cinco antiguos responsables de la Agencia Valenciana de Turismo, incluida quien fuera consejera con el PP Milagrosa Martínez (a nueve años de prisión) y su exjefe de gabinete Rafael Betoret (seis años de cárcel). La Fiscalía tiene previsto pedir prisión provisional para aquellos condenados a más de cinco años de cárcel, según han confirmado a EL PAÍS fuentes de la misma.

Martínez, Betoret y los cargos intermedios de la Agencia Valenciana de Turismo Isaac Vidal (condenado a siete años de prisión), Jorge Guarro (cuatro años de prisión) y Ana Grau (tres años de cárcel) han sido citados por el Tribunal Superior este miércoles a partir de las 9.30 para decidir si los envía a prisión o les impone otro tipo de medidas cautelares.

Retirada de honores

La presidenta del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes Valencianas, Ana Barceló, planteó ayer que el Parlamento autonómico debería retirar el cuadro y las placas en honor de Milagrosa Martínez, que además de consejera de Turismo fue presidenta de la Cámara. La Ley de Transparencia valenciana prevé la retirada de este tipo de elementos cuando exista sentencia firme, algo que no sucederá con la sentencia sobre las adjudicaciones de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) hasta que no la confirme el Tribunal Supremo. Barceló consideró, sin embargo, que si Martínez es enviada hoy a prisión la situación sería “lo suficientemente grave” como para adelantar la retirada. El portavoz de Ciudadanos, Alexis Marí, apoyó la propuesta. La líder del PP valenciano, Isabel Bonig, señaló que las Cortes deben ceñirse al “cumplimiento estricto de la ley” o, en todo caso, cambiarla.

Más información