Cañizares ve una “maldad” la ley de identidad de género valenciana

Prevé que los colegios concertados respeten la preferencia de nombre y aseo de los niños transexuales

El arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, en la conmemoración de la Constitución.
El arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, en la conmemoración de la Constitución.Kai Foersterling (EFE)
Más información
Valencia se suma al protocolo de respeto a la identidad de los transexuales en los colegios
Cañizares, el cardenal de piedra
El juzgado rechaza las denuncias de refugiados y gais contra Cañizares
El arzobispo de Valencia: "No podrán con la familia"

El arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha considerado este jueves una "maldad" la legislación sobre identidad de género que se tramita en las Cortes Valencianas. Esta norma prevé extender a los colegios concertados, la mayoría de ellos religiosos, lo que ya es de aplicación en los públicos: los centros deberán respetar la libre elección de los menores transexuales sobre el nombre con el que deben dirigirse a ellos, la indumentaria, el vestuario y el aseo que prefieran utilizar.

El portavoz parlamentario de Compromís, Fran Ferri, ha acusado al arzobispo de mostrar una "obstinación casi enfermiza contra la igualdad de género". Intersindical valenciana, ha mantenido que las declaraciones de Cañizares son "una muestra más de su talante antidemocrático".

En un texto titulado "Fiesta de la Sagrada Familia", el también cardenal insta a los dirigentes políticos "a que repiensen las cosas". Y advierte de que la nueva norma "pretende imponer, a modo colonizador de las conciencias y aún por la fuerza, esta ideología mediante una legislación inicua".

Cañizares se muestra seguro de que el Gobierno autonómico formado por socialistas y Compromís no persigue "colaborar con la destrucción de la familia ni dañar el bien del hombre, —¡bastaría más!— pero, desgraciadamente, la meta a la que se llega por este camino emprendido no es otra que esta".

En su oposición a la norma que tramita el Parlamento autonómico, parte de cuyos preceptos ya son de aplicación en otras comunidades, Cañizares apela a la libertad religiosa, a la "objeción y libertad de conciencia", y a la libertad de expresión.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El cardenal, que cita abundantemente al papa Francisco, mantiene que "adoctrinar a los niños en ideología de género es una maldad". Y reclama a los impulsores de la ley que cambien de criterio: "Todavía estamos a tiempo. Los considero auténticos demócratas, y no me gustaría que se convirtiesen en dictadores o tiranos".

"Tenemos que luchar opor la dignidad de las personas y contra todo tipo de discriminación, pero negar la diferencia biológica entre varón y mujer no es ir a la solución", concluye el purpurado.

El portavoz de Compromís en las Cortes Valencianas ha calificado el lenguaje utilizado por Cañizares de "apocalíptico, belicoso y totalmente fuera de lugar". "En la sociedad valenciana hay un consenso casi unánime en conseguir la igualdad de derechos entre todas las personas, en el marco de una sociedad diversa donde cada uno pueda amar a quien considere oportuno, sin ser considerado ni un peligro ni una amenaza y esto parece que no gusta a algunos", ha declarado Ferri.

Intersindical ha defendido la ley de transexualidad como "una reivindicación histórica del colectivo LGTBi y de todas aquellas personas que defienden la igualdad, la fraternidad y la libertad en una sociedad avanzada".

Sobre la firma

Ignacio Zafra

Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS