Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mercabarna se une para reducir el volumen de desperdicios alimentarios

El mercado quiere reducir los 9.378.000 de kilos que anualmente se despilfarran

Mercado Central de Frutas y Hortalizas en Mercabarna
Mercado Central de Frutas y Hortalizas en Mercabarna

La dirección y los responsables de las más de 700 asociaciones, compañías y gremios de mayoristas que trabajan en Mercabarna han firmado un manifiesto con el que se comprometen a reducir el volumen de desperdicios alimenticios que genera el mercado. El objetivo es “conseguir que la cadena de abastecimiento de alimentos sea sostenible y responsable”, según ha explicado Montserrat Ballarín, regidora de Comercio y Mercados del Ayuntamiento de Barcelona y presidenta de Mercabarna,.

Mercabarna encargó un estudio a la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) junto con la empresa Spora Synergies y la Plataforma Aprovechemos los Alimentos (PAA) cuyo resultado ha permitido elaborar un plan estratégico de aprovechamiento alimentario.

El estudio cuantificó los desperdicios generados por productores, mayoristas y compradores de Mercabarna. Se constató que de los dos millones de toneladas de alimentos que se comercializan anualmente solo se genera un desperdicio del 0,5%. Los especialistas aseguraron que este porcentaje de desperdicio es muchísimo más pequeño que el que generan otros mercados similares en Europa. Ballarín considera que ese 0,5%, “que supone 9.378.000 kilos, es todavía una cifra muy elevada y nos obliga a desarrollar acciones más contundentes”.

Según el estudio de la UAB el principal motivo de desperdicio se debe a un exceso de oferta seguido de los sobrantes en el proceso de preparación de alimentos que realizan las empresas. También se encontró una correlación directa entre la generación de residuos y la temperatura ambiente lo que genera que en verano se generen más restos.

El 70% de los usuarios se muestra preocupado por el despilfarro alimentario lo que, según Ballarín, es una buena noticia ya que los que tienen que posibilitar el cumplimiento del objetivo son los empresarios situados en el polígono.

El plan Mercabarna comporta diferentes actuaciones: En el Mercado Central de Frutas y Hortalizas se sustituirán los contenedores de materia orgánica por contenedores específicos con un chip incorporado donde cada empresario será responsable de sus propios residuos. Mercabarna realizará así la recogida puerta a puerta a las 160 empresas mayoristas del Mercado. Además, a principios de 2018 se prevé la construcción de un centro de aprovechamiento de alimentos que redirigirá el excedente no solo a los colectivos de personas desfavorecidas sino a la alimentación animal o la utilización como materia primera para otras industrias o la trasformación en compostaje y la producción de energía renovable.

El plan también incluye el aislamiento térmico de diferentes puntos de venta del mercado o campañas de sensibilización para empresarios, trabajadores e incluso a los 12.000 niños que anualmente visitan Mercabarna.