Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salud reduce la partida para listas de espera en 51 millones

Pese a que el plan de choque pactado con la CUP preveía destinar 96 millones, el Departamento destinará un montante base de 45

El consejero de Salud, Toni Comín.
El consejero de Salud, Toni Comín.

La partida para reducir las listas de espera en la sanidad catalana ha sido una de las peor paradas en los presupuestos de 2017. Según el plan de choque pactado entre Junts Pel Sí y la CUP, el Departamento de Salud dispondría de 96 millones de euros para rebajar las dilatadas listas de espera que acumula Cataluña tras los recortes de la anterior legislatura. Sin embargo, los presupuestos de 2017 recogen que la partida base destinada a reducir estas demoras será de 35 millones.

Salud salió ayer al paso para corregir a Economía y cifrar en 45 millones el montante fijo para rebajar los tiempos de espera. Con todo, aunque el plan de choque ha quedado desdibujado, el Departamento insistió en que mantiene el objetivo pactado con la CUP de reducir un 50% el tiempo medio de espera para pruebas diagnósticas y primera visita al especialista y rebajar un 10% la lista de espera quirúrgica.

De hecho, fuentes de Salud justificaron que la cifra de 96 millones que recoge el plan de choque pactado con la CUP, que negoció el propio consejero del ramo, Toni Comín, fue “una primera estimación” y que ahora “están afinando más” los recursos necesarios. Estas fuentes aseguraron que, si se precisa ampliar la partida para cumplir el objetivo pactado, el Departamento “pondrá más dinero mediante la desviación presupuestaria”. Esto supone que para cumplir sus objetivos, si es necesario, Salud está dispuesta a cubrir el gasto extraordinario con cargo al déficit.

127 millones para farmacia

Por otra parte, Salud aumentará en 127,7 millones más la partida destinada a cubrir el aumento de recetas y nuevos medicamentos. Según fuentes del Departamento, el plan es !acercarse cada vez más al gasto esperado para que no haya desviación" en este apartado. Salud incluye en este montante la previsión de asumir más recetas para tratamientos del dolor y antidiabéticos orales. 

El Departamento también destinará 83 millones adicionales para la medicación hospitalaria de dispensación ambulatoria, un área donde se incluyen los controvertidos medicamentos contra la hepatitis C y otros fármacos oncológicos.