Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los rectores de Universidad piden 100 millones más en las cuentas de 2017

Las universidades públicas exigen a la Generalitat una reducción de los precios de las matrículas y más recursos para sus centros

Alumnos en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona
Alumnos en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona

Los rectores de las universidades públicas catalanas reclamaron ayer a la Generalitat una reducción de los precios de las matrículas y más recursos para sus centros. En concreto, los responsables de las principales instituciones de enseñanza superior exigieron que los presupuestos de 2017 contemplen un aumento de 100 millones de euros en la partida a universidades.

“En los últimos años hemos visto una disminución del 45% en las transferencias de la Generalitat a las universidades que se compensó mínimamente con un aumento del coste de la matrícula para los estudiantes”, lamentó Sergi Bonet, rector de la Universidad de Girona y presidente de la Asociación Catalana de Universidades Públicas (ACUP). Los rectores de las ocho instituciones públicas elaboraron un manifiesto para abrir “un diálogo” con la Administración e instar al gobierno catalán a revertir la situación que arrastran las arcas de las universidades.

El documento exige “un modelo de financiación estable” que permita a estas instituciones alcanzar unos presupuestos similares a la media de los países de la OCDE (el 1,22% del PIB). “Hemos sufrido una reducción del 25% en la financiación de las universidades. La Generalitat sólo dedica el 0,8% del PIB”, criticó Bonet, que pidió alcanzar el horizonte de la OCDE “a medio plazo”.

Reducir las tasas


En este sentido, los rectores emplazaron a la Generalitat a incrementar en 100 millones la partida a las universidades (ahora son algo más de 800 millones) en los próximos presupuestos. “Esto permitiría reducir un 10% las tasas universitarias y reducir el precio de los másters hasta el de grado. Además, haría posible aumentar un 10% las subvenciones para mejorar la formación, la investigación y la transferencia de conocimientos”, indicó Bonet.

En su escrito, los rectores también pidieron que se rebaje la aportación de los estudiantes: la media de la OCDE está en el 14% y en Cataluña es del 26%. “Abogamos por un sistema integral de becas que asegure la igualdad de acceso y de progreso y reclamamos la equiparación del precio de la matrícula de los estudios de grado y máster”, advirtió Bonet. Los rectores lamentaron también “la pérdida de capital humano” de los últimos años y exigieron “un plan de choque a 10 años para permitir el relevo generacional y la estabilización de puestos de trabajos interinos”.

Más información