Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salud expedienta al Hospital de Igualada por la muerte de un paciente

La investigación del Departamento ha detectado "presuntas irregularidades" en el caso de un joven que falleció por peritonitis

El Departamento de Salud ha abierto un expediente sancionador al hospital de Igualada (Anoia) tras detectar "presuntas irregularidades" en el caso de un joven de 24 años que falleció a causa de una peritonitis. La inflamación del peritoneo que le provocó la muerte se gestó a raíz de una apendicitis que le fue diagnosticada con tres días de retraso.

Salud, que abrió un expediente informativo a finales del mes de agosto para investigar el caso, ha constatado "presuntas irregularidades" en la asistencia al paciente que pueden derivar en una multa para el hospital. De hecho, el propio centro sanitario reconoció en un informe clínico del caso entregado a Salud el pasado 7 de septiembre, que se habían producido deficiencias en el proceso asistencial, como el retraso en el diagnóstico y descoordinación entre los profesionales que atendieron a la víctima. 

Tres días de periplo por Urgencias

El joven entró por primera vez a las urgencias del hospital de Igualada el pasado 16 de agosto con un fuerte dolor abdominal que le impedía sostenerse en pie. Los médicos le diagnosticaron una gastroenteritis y le dieron el alta.

Sin embargo, como los dolores no cesaban, la víctima volvió al dia siguiente a urgencias y lo mandaron a casa nuevamente.

El 18 de agosto, acudió por tercer día consecutivo al hospital y los médicos le detectaron una peritonitis a causa de una apendicitis que se había extendido. El joven fue trasladado en estado crítico al hospital Clínic de Barcelona, donde murió tres días más tarde.

Con todo, en paralelo al resultado del proceso sancionador, el Departamento, también ha instado al Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) a que abra de oficio otro expediente de responsabilidad patrimonial para indemnizar, si corresponde, por los daños causados por la muerte del paciente.

Pese a que ni el Departamento ni el centro sanitario hablan de negligencia médica en el caso del joven fallecido, sino de un asunto de "organización, el hospital de Igualada ya ha cesado a los responsables de Urgencias y de la Dirección Asistencial. Esta medida se incluye dentro de una serie de requerimientos que también ha exigido Salud al centro para mejorar los procesos asistenciales. El hospital ha confirmado que ha cambiado los protocolos de urgencia en lo que se refiere a "atención coordinada del abdomen agudo y otros [protocolos] relacionados con la seguridad del paciente".Además, ha asegurado que ha mejorado "los registros de seguimiento, control y traspaso de los pacientes entre los profesionales" y ha creado una nueva figura de responsable de seguridad del bloque quirúrgico. Salud ha indicado, no obstante, que hará un seguimiento de la implementación de todas las medidas exigidas.

Padres insatisfechos

Según EFE, los padres del joven, que era futbolista, se reunieron el pasado martes con el gerente del hospital, que les informó de la investigación interna. La familia salió de la reunión insatisfecha con las explicaciones y anunciaron que estaban estudiando la presentación de una denuncia, aunque esperarían al resultado del informe del departamento de Salud.

La madre del fallecido, Carmen E., ha explicado al diario Regió-7 que el gerente del hospital les reconoció que fue un error no haber hecho alguna prueba a su hijo el segundo día que acudió con dolores a urgencias del hospital. "Alegaron que mi hijo parecía que estaba mejorando durante las dos primeras visitas y han acabado concluyendo que no hubo ninguna negligencia en la atención médica y que todo fue fruto de un cúmulo de complicaciones", ha revelado la madre del joven, que ha asegurado que le prometieron que cambiarían los protocolos "para que no vuelva a suceder".

Más información