Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau borra el ‘turista respeta o muere’ de la Barceloneta

Las pintadas llevaban desde principios de mes en diferentes calles del barrio

Una turista pasa por el sitio donde había una de las pintadas.
Una turista pasa por el sitio donde había una de las pintadas.

El Ayuntamiento de Barcelona ha acabado hoy con las pintadas que aparecieron a principio de mes en el barrio de la Barceloneta y que, al más puro estilo oeste, se dirigían a los turistas con mensajes como “turista, respeta o muere”, “tu turismo asesina mi barrio”, o “turista vete a casa”.

Una de las pintadas modificada.
Una de las pintadas modificada.

Los mensajes se colocaron en las calzadas de diferentes calles como la Maquinista, de Pizarro o la plaza de la Barceloneta. Fueron diseñados con moldes y pintura blanca y nadie reclamó su autoría. Aún así, las pintadas dividieron el barrio entre los que las consideraban demasiado ofensivas y “fuertes” y los que aseguraban que los mensajes no eran más que una reacción al hartazgo de los vecinos.

Una de las pintadas originales:
Una de las pintadas originales: "Tu turismo mata a mi barrio".

La plataforma la Barceloneta Diu Prou lleva dos años protestando por el turismo de borrachera, los pisos turísticos y la especulación inmobiliaria. Miembros de la entidad han llevado a cabo varias acciones como manifestaciones —algunas muy tensas— o la instalación de pancartas exigiendo la supresión de los pisos turísticos. Aún así, la entidad tampoco reclamó la autoría de las pintadas.

El pasado fin de semana, otros ciudadanos anónimos decidieron hacer más amables algunos de los mensajes borrando algunas palabras. En la calle de Pizarro se modificaron mensajes como “turista vete a casa” cambiando a un acogedor “casa”. En otras ocasiones los mensajes han servido para lo contrario a lo que se proponían y se podía observar como decenas de turistas se fotografiaban junto a las pintadas.

Los mensajes amenazantes y los modificados para trasformarlos en amables han sido esta mañana borrados gracias a una máquina de agua a presión por los servicios de limpieza del Consistorio.