Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cotorras ‘toman’ Madrid

Casi la mitad de los 27.000 ejemplares de estas aves exóticas que hay en España viven en la región

Las cotorras ‘toman’ Madrid pulsa en la foto

En la región viven 12.000 cotorras, casi la mitad de las que hay en España. Y 5.000 de ellas residen en la capital, según el censo elaborado por SEO BirdLife. Desde la Casa de Campo se han extendido a todos los distritos. Su crecimiento es exponencial: dado que en la Comunidad hay 5.000 parejas reproductoras y cada una pone entre cuatro y cinco huevos cada primavera, los expertos temen que puedan aumentar en 20.000 ejemplares en un solo año. El aumento de estos animales ha contribuido a provocar una merma en otras colonias de aves. En los últimos 10 años, el número de gorriones se ha reducido un 7%.

“Si hablas con personas mayores te dicen que hay menos pájaros”, señala Juan Carlos del Moral, responsable de seguimiento de SEO BirdLife. Un censo de 2006 cifraba en 165 millones los gorriones en España. Dentro de ese 7% de caída media en toda España, el descenso más acusado se ha concentrado en la meseta norte y Aragón, donde alcanza un 19%. “Puede parecer poco, pero cuando hablamos de millones de pájaros la reducción afecta a millones de pájaros también”. En Madrid, con una de las mejores poblaciones de gorriones de Europa, existían 4,5 millones de ejemplares en 2006. “Un descenso del 7% significa 400.000 pájaros menos”, advierte Del Moral.

El gorrión es un ave sedentaria, por lo que las causas de su declive —en Europa ha descendido un 63% en las últimas tres décadas— están muy unidas a su entorno inmediato. En las ciudades, la pérdida de poblaciones está vinculada entre otras cosas al electromagnetismo generado por las antenas. Así lo plantea un estudio realizado por Alfonso Balmori y Örjan Hallderg. La dificultad para encontrar alimento, la contaminación, la disminución de su capacidad inmune, el aumento de la depredación y la competencia con especies invasoras son otras de las causas. Este último factor es especialmente relevante en Madrid y está motivado por el notable aumento de cotorras, que le disputan los alimentos. “Al ser más corpulentas y fuertes, se hacen con ellos”, explica Del Moral.

El problema de la suelta

La mayoría de las aves urbanas están en declive, pero la cotorra es un caso distinto. “Se trata de un ave exótica, de compañía, que la gente la suelta porque se cansa de los gritos que pega. Ha conseguido criar y adaptarse a nuestro medio y no tiene los problemas que tienen otras especies autóctonas.”, explica Del Moral. Aunque la cotorra solo realiza una puesta cada primavera (de cuatro o cinco huevos), es un ave longeva que puede vivir dos décadas. Teniendo en cuenta que hay 5.000 parejas reproductoras en la región, los expertos temen que el número de ejemplares pueda crecer en 20.000 cada año. Pero el aumento es exponencial: a más parejas, más reproducción.

Cotorras junto a una paloma en la Casa de Campo de Madrid. Atlas-Quality

SEO BirdLife sostiene que en España existen 27.000 cotorras y que son dos las especies que viven en libertad: la argentina y la de kramer. De la primera existen 23.000 ejemplares, de las cuales 10.800 están en Madrid. Menos abundante es la cotorra de kramer: hay 4.000 en todo el territorio nacional, 1.300 en Madrid. “Tenemos casi la mitad de toda la población del país porque en otras localidades se han hecho retiradas, pero en Madrid nunca”. Del Moral cree que ha habido “una dejadez enorme” y abordar ahora el problema “es dificilísimo”.

“Retirarlas no solo es conveniente, sino obligatorio. La cotorra está considerada una especie exótica invasora, origina importantes daños en la vegetación y puede ser transmisora de enfermedades para la fauna y el ser humano (la psitacosis, una infección que produce síntomas parecidos a la neumonía)”, insiste el experto. A eso hay que sumarle las molestias que ocasionan para los ciudadanos: ruidos y suciedad. “Ahora, además, se prohíbe la tenencia de estos pájaros. Ya no se puede comercializar ni importar”. Del Moral cree que el problema es tan grave que la ley ha debido obligar a toda la administración a eliminarlas. “La Comunidad de Madrid está obligada y no lo hace”.

Permiso para retirarlas

Esta obligatoriedad para eliminar aves exóticas invasoras aparece en un Real Decreto aprobado en 2013. La competencia recae sobre las comunidades autónomas, sin embargo, fuentes de la Consejería de Medio Ambiente madrileña explican que deben ser los Consistorios quienes localicen el problema y pedir permiso al Gobierno regional para eliminarlas. El Ayuntamiento de Madrid asegura disponer de autorización para suprimir nidos en zonas municipales. Cuando estos se localizan en áreas particulares, son los dueños de la parcela los que deben pedir el permiso.

Madrid cuenta ya con un proyecto piloto para evaluar los mejores métodos de control de la población de cotorra. El estudio fue encargado a principios de año a SEO BirdLife e incluye un censo, que estima en 5.000 las cotorras que habitan en la capital, donde además existen 1.500 nidos. En un censo anterior, realizado en 2006 sobre 18 parques de Madrid, se estimó una población de 1.400 cotorras y 287 nidos. “La única acción que se ha hecho hasta ahora en algunos municipios, incluida la capital, es tirar los nidos. Esto es justo lo que no hay que hacer, porque las cotorras reconstruyen el nido o se dispersan”, explica Del Moral. De esta manera, la especie ya existe en la mayor parte de los 21 distritos de Madrid cuando antes solo estaba en la Casa de Campo, en el distrito de Moncloa-Aravaca. “La solución es capturarlos y llevarlos a algún sitio, o bien matarlos, que es legal”.

El Ayuntamiento espera que el plan sirva como estrategia global de acciones contra la cotorra. De momento, se está estudiando para darle el visto bueno. El objetivo es realizar un Plan de Combate de la Cotorra en 2017, siempre que lo permita la Comunidad de Madrid. “De esta manera, se ejecutarían las acciones propuestas en el plan estratégico, pero siempre con el respaldo de la organización defensora de las aves por excelencia, SEO, que tiene el conocimiento y la experiencia necesaria para hacerlo de la mejor forma y respetando la vida natural de la ciudad”, destacan desde el Consistorio.

¿Un futuro sin pájaros?

España ha perdido 64 millones de aves desde 1996, según un programa coordinado por SEO BirdLife. Los datos fueron recogidos por 1.000 voluntarios. Concluyeron que 39 de las especies analizadas se hallan en declive y que a cuatro de ellas (la codorniz, el sisón, el acaudón real y el escribano cerrillo) se les podría catalogar como especies en peligro ya que su descenso ha sido superior al 50%.

El gorrión aún no ha llegado a esos extremos, pero Juan Carlos del Moral, responsable de seguimiento de la organización, cree que su desaparición sería catastrófica. Destaca un estudio realizado por la Universidad Complutense para el cual capturaron gorriones en el centro de Madrid, su perímetro y fuera de la ciudad. Les realizaron análisis sanguíneos y "determinaron que el estado fisiológico de los pájaros en el centro era más desfavorable que los del perímetro, y estos a su vez que los de fuera". Para Del Moral son indicadores, ya que los humanos tienen "los mismos problemas".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información