Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un campus en el Besòs

Puigdemont inaugura el nuevo complejo universitario de la UPC, ubicado junto al barrio de La Mina

Panorámica de los barrios que rodean el tramo final del río Besòs
Panorámica de los barrios que rodean el tramo final del río Besòs

Cataluña ha vestido con ropas nuevas una de las zonas más deprimidas y estigmatizadas del área metropolitana de Barcelona, los barrios del Besòs y La Mina, frontera administrativa entre Barcelona y Sant Adrià del Besòs. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, fue el encargado de inaugurar este miércoles el Campus Diagonal-Besòs, donde se ubicará la nueva escuela de ingenieria de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) y que arrancará las clases el próximo día 19 de septiembre con más de 3.500 estudiantes y 400 docentes e investigadores. El nuevo complejo universitario, ubicado a pocos metros del Fórum, prevé revitalizar una zona con profundas desigualdades socioeconómicas.

"Es un día histórico porque estamos rompiendo algunas barreras y muros invisibles", ha manifestado el alcalde de Sant Adrià, Joan Callao. El edil se ha referido a la situación social y económica que viven los vecinos de La Mina (Sant Adrià) y el Besòs (Barcelona), los barrios fronterizos con tasas de desempleo de las más altas y rentas familiares muy por debajo de la media de su ciudad. "El primer muro invisible que rompemos es el de ubicar los centro dinámicos de la economía eal lado del Llobregat y el segundo es que, fuera de las rondas ocurre lo mismo que dentro", ha enfatizado Callao.

El nuevo campus universitario tiene una superficie de 150.000 metros cuadrados, aunque los construidos son unos 53.000. Hasta el momento, el complejo de la UPC cuenta con tres edificios en los que se impartirán ocho grados de ingeniería y otros siete postgrados y masters. Tanto la Generalitat como los ayuntamientos de Barcelona y Sant Adrià, la Diputación de Barcelona, el Consejo Comarcal del Barcelonès, el Área Metropolitana del Besòs y el Consorcio del Besós han participado en la construcción del campus, en el que se han invertido alrededor de 97,5 millones de euros.

Todas las instituciones gubernamentales que han participado en la puesta en marcha del complejo universitario han coincidido en la necesidad de "dar centralidad" a la zona del Besòs. "Ha llegado el momento de hacer justicia en el territorio y darle centralidad al Besòs para que se convierta en el eje de la ciudad metropolitana", ha indicado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que ha augurado además que el nuevo campus servirá para "reducir las desigualdades y vertebrar el territorio". Puigdemont, por su parte, ha reconocido que este complejo universitario "es la única gran infraestructura universitaria inaugurada en los últimos años" y ha asegurado que, con este proyecto, se abre una puerta para poner en un lugar destacado del mapa la barriada del Besòs. "Ha cambiado el paradigma de la crónica negra a la excelencia", ha advertido el alcalde Callao.

Más información