_
_
_
_
_

Munté, a Madrigal: “Habla quien no tiene que hablar”

La portavoz del Ejecutivo catalán denuncia que las declaraciones muestran la politización de la justicia

"Sorprende que hable quien no ha de hablar y calle sistemáticamente quien tiene que hablar". Esa ha sido la respuesta del Gobierno catalán a las afirmaciones de la Fiscal General del Estado, Consuelo Madrigal, quien ha subrayado el "total desprecio al ordenamiento constitucional" con el que se actúa desde sectores independentistas. Su portavoz, Neus Munté, ha mostrado las afirmaciones de Madrigal como un ejemplo de la politización de la justicia y el silencio del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.

Más información
La CUP dice que el referéndum unilateral puede celebrarse en junio
España, Cataluña y la resolución del 28 de julio
La CUP pide que los Presupuestos tengan partidas para el referéndum
El Gobierno pide al Constitucional que abra la vía penal contra Forcadell
El Parlament aprueba la vía unilateral y desobedece al Constitucional

Asimismo, Munté ha cuestionado que con declaraciones como las expresadas por Madrigal, la Fiscal del Estado esté defendiendo solo a quienes piensan como ella o si defiende a todos los ciudadanos. "Nos sorprende que se niegue la politización de la justicia pero se realicen esas declaraciones", ha dicho.

La polémica llega después de que el Parlament de Cataluña obviara una resolución del Tribunal Constitucional que instaba a no celebrar una votación en la cámara, la que fijaba los pasos a dar en un supuesto proceso independentista y que fija la posibilidad de convocar un referéndum unilateral. Ante las declaraciones en la apertura del año judicial, Munté ha confesado sentirse sorprendida por el tono de las declaraciones --"terminología de combate", ha dicho--. "No estamos acostumbrados en Cataluña", ha señalado, afirmando también que se está utilizando la Constitución como "un límite, una mordaza". 

En el mismo sentido se ha manifestado Raül Romeva, consejero de Asuntos Exteriores, para valorar la visita del ministro, José Manuel García Margallo, al Vaticano y sus explicaciones a través de una carta sobre las ambiciones independentistas del Gobierno catalán. "No actúa como ministro de todos los ciudadanos sino solo como ministro de una parte", ha dicho Romeva, a la vez que ha subrayado que "nuestra acción exterior no es contra nadie".

Romeva ha hecho esas declaraciones el mismo día que el Ejecutivo catalán ha aprobado la apertura de cuatro nuevas delegaciones en el extranjero. Estas se situarán en Copenhague (Dinamarca), Varsovia (Polonia), Zagreb (Croacia) y Ginebra (Suiza). Las tres primeras tienen el objetivo de cubrir zonas regionales, mientras que la última busca la presencia de la Generalitat en organismos internacionales.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Dani Cordero
Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_