A Salud le ‘aparecen’ 36.000 pacientes más en lista de espera que no computó

Una actualización de los registros de diciembre 2015 hace aflorar una bolsa de personas en espera para pruebas médicas y operaciones

Recogida de firmas en el hospital de Bellvitge para reducir las listas de espera.
Recogida de firmas en el hospital de Bellvitge para reducir las listas de espera.Massimiliano Minocri

Los resultados de las listas de espera de junio de 2016, que ayer hizo público el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), revelaron una bolsa de 36.397 pacientes que Salud no computó en el anterior registro, en diciembre de 2015. Una actualización de los datos, según el Departamento, destapó que las dilatadas listas de espera que se contabilizaron en diciembre para pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas eran, en realidad, todavía más extensas: la revisión de las cifras hizo aflorar 28.268 pacientes más para pruebas médicas, otros 7.111 para operaciones con término de referencia de un año y otros 1.018 para intervenciones garantizadas (cataratas, prótesis de cadera y de rodilla).

El director del CatSalut, David Elvira, justificó el desfase por "problemas tecnológicos y cambios de circuitos" en la reordenación de la atención especializada de algunos hospitales. "No es que esos datos no fuesen reales, pero se pueden adaptar un poco más a la realidad", justificó Elvira, que ha puesto en marcha una auditoría en todos los hospitales para fiscalizar, entre otras cosas, el proceso de registro de las listas de espera. 

Según Salud, el baile de cifras en la lista de espera quirúrgica lo han provocado tres hospitales: el Hospital Comarcal de Anoia y el Hospital del Mar, por problemas tecnológicos, y el Parc Taulí de Sabadell, por unos cambios en la gestión de la atención especializada. En cuanto a la bolsa de pacientes no contabilizados para pruebas diagnósticas, Salud justificó que "algunos centros comunicaron posteriormente al cierre del registro que tenían pacientes en lista de espera pendientes de imputar" a diciembre de 2015. "Cerramos a 31 de diciembre y a veces en enero y febrero nos entran pruebas con retraso, realizadas anteriormente al 31 de diciembre", apuntó un técnico del CatSalut. En concreto, el desajuste procede del Taulí, que incorporó fuera de plazo a 15.153 pacientes en espera; el Sant Pau, que añadió otros 3.129; el Vall d'Hebron, que imputó 3.743 más; y el Instituto de Diagnóstico por la Imagen (IDI) de Barcelona, que agregó los 6.243 últimos.

El director del CatSalut insistió en que la revelación de este desfase en los números presentados es un ejemplo de la "transparencia" que el nuevo ejecutivo quiere imponer en el complejo sistema sanitario. Las auditorías, aseguró, servirán para perfilar todavía más las cifras y evitar desórdenes como el que se registró ayer con las cifras del pasado diciembre.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50