Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE acusa a Ahora Madrid de pasividad en El Gallinero

El portavoz socialista plantea la creación de un comisionado municipal para este poblado como el ya existente en la Cañada Real

Una niña camina por el poblado marginal del Gallinero.
Una niña camina por el poblado marginal del Gallinero.

PSOE y Ahora Madrid protagonizaron el martes un áspero debate sobre el derribo, a comienzos de este mes, de las chabolas vacías del poblado de El Gallinero. El portavoz socialista de Equidad, Derechos Sociales y Empleo en el Ayuntamiento, Ignacio de Benito, denunció que la acción se realizó sin hablar con los habitantes de la zona, y propuso un comisionado municipal semejante al de la Cañada. La delegada del Ayuntamiento, Marta Higueras, sostuvo que se reunió con los residentes para establecer qué chabolas había que derribar.

El Ayuntamiento actuó durante el derribo de las chabolas en el poblado de El Gallinero de forma muy poco atenta con las necesidades de los habitantes de la zona. Así al menos lo denunció De Benito durante la comisión sobre equidad, derechos sociales y empleo del Ayuntamiento. El portavoz socialista subrayó que derribar las chabolas sin hablar con los afectados fue una acción mal calculada del Ayuntamiento, sobre todo con respecto a los niños del lugar, que presenciaron el derribo. "Algo a lo que incluso [la anterior alcaldesa, Ana] Botella demostró sensibilidad", afirmó el edil socialista.

Marta Higueras, vicealcaldesa y delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo del Ayuntamiento, sostuvo que antes de proceder con el derribo de las chabolas, el Consistorio dialogó con los habitantes del poblado. En consecuencia, afirmó, la acción no causó ningún inconveniente o situación traumática. La vicealcaldesa admitió que el derribo se llevó a cabo en presencia de los niños. Pero aseguró que los menores no sufrieron "ninguna intranquilidad", puesto que el plan del Ayuntamiento había sido previamente anunciado.

En general, el Gobierno de Ahora Madrid hace una valoración positiva sobre el derribo: "Las demoliciones se produjeron en chabolas vacías. Nos reunimos antes con los habitantes del poblado y algunas chabolas fueron derribadas por ellos mismos, para evitar el efecto llamada", dijo Higueras.

El edil socialista De Benito denunció, sin embargo, las malas condiciones del poblado, que aún está esperando las mejoras prometidas por el Ayuntamiento durante la última visita del concejal de Seguridad y Emergencias, Javier Barbero. El portavoz socialista instó a la Corporación a realizar más obras para mejorar la zona: desde instalar más puntos de agua, hasta construir barreras de seguridad para la carretera. De Benito instó a Ahora Madrid a que "se dejen de buenas intenciones y se pongan manos a la obra. En dos años han instalado solo un punto de agua. Para El Gallinero, la única diferencia entre el PP y Ahora Madrid es un grifo", reiteró.

Comisionado municipal

De Benito propuso a este respecto la creación de un comisionado municipal para El Gallinero, como el ya existente en la Cañada Real. "Un alto funcionario que coordine la gestión de la zona y que conozca la realidad que se vive", dijo. Y añadió: "Pedimos que el Ayuntamiento se siente a hablar otra vez en El Gallinero, porque no quererlo abordar con carácter de urgencia es una irresponsabilidad social".

Preguntada sobre los asentamientos que han sido demolidos recientemente, la directora general de Mayores, Atención Social, Inclusión Social y Atención a la Emergencia, Soledad Frías, explicó que las personas que habitan en esos lugares a menudo rechazan las prestaciones sociales del Ayuntamiento: un procedimiento en el que se les ofrece lo establecido para las personas sin hogar en materia de manutención y alojamiento y un programa de acompañamiento personal.

Frías detalló que se están desmantelando cinco asentamientos en Madrid y recordó que el Consistorio ofreció la posibilidad de adquirir un billete de autobús para que los habitantes de estas poblaciones pudieran regresar a su país. Una oferta que, sin embargo, solo 19 de ellos aceptaron.

La concejal del PP Beatriz Elorriaga recordó que la alcaldesa, Manuela Carmena, admitió la importancia de resolver el problema de los asentamientos en los últimos plenos, y solicitó que desde el Ayuntamiento se informe a la oposición con celeridad y "transparencia".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información