Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una película de TV3 recrea la historia de la Maternidad de Elna

Noémie Schmidt protagoniza 'La llum d’Elna', que cuenta como extras con siete personas que nacieron en la institución

Natalia de Molina, Noémie Schmidt y Nausicaa Bonnín son las actrices principales.
Natalia de Molina, Noémie Schmidt y Nausicaa Bonnín son las actrices principales.

La Maternidad de Elna supuso un oasis de paz para las mujeres republicanas que se exiliaron a Francia debido a la dictadura franquista, así como para las refugiadas judías que huían del régimen nazi, en una época convulsa donde pudieron nacer unos 597 niños alejados de los estragos de la guerra. La película televisiva de La llum d’Elna recrea esta historia real, aunque con tintes de ficción, sobre las madres coraje que la enfermera suiza Elisabeth Eidenbenz ayudó al fundar la institución en 1939. “No me puedo creer que existiese alguien tan valiente como ella”, ha expresado la joven actriz que la interpreta, Noémie Schmidt, durante el rodaje.

Schmidt, de ascendencia suiza, ha asegurado que para ella es un honor encarnar a Elisabeth, fallecida en 2011, especialmente por la lección de humanidad que realizó en vida: “Es muy intenso e increíble para mí porque hizo cosas que me tocan mucho”. Tras la Guerra Civil Española, la enfermera se dedicó a acoger a las embarazadas de los campos de internamiento franceses de Argelès-sur-Mer y Rivesaltes, además de esconder a madres judías de la Segunda Guerra Mundial y de los alemanes que ocuparon Francia. La película, que transcurre en el verano de 1942, condensa aquellos años antes de que la Maternidad de Elna fuese clausurada en 1944 por las autoridades nazis del régimen de Vichy.

Entrar en Elna, cruzar la puerta del paraíso

Nicolás García, el alcalde de Elna en el periodo de 2001 a 2014, conoció a Elisabeth Eidenbenz y reivindicó su historia: “Entrar en la Maternidad de Elna era como cruzar la puerta del paraíso”. La labor de la enfermera permaneció desapercibida después del cierre de la institución y el edificio fue abandonado hasta que un artesano vidriero lo compró. “Cuando lo estaba arreglando, conoció a uno de los niños judíos que le contó lo que había pasado en ese sitio”, ha señalado el ahora exalcalde. En 2002 se dispusieron a encontrar a la mujer, que fue considerada como una heroína en el municipio francés.

“Hubo un reencuentro muy emotivo con ella y 60 personas que nacieron allí”, ha recordado García, y ha añadido que también se le dedicó una placa conmemorativa a su hazaña. Sin embargo, ha contado que “lo que le interesaba a Elisabeth era que no olvidar el porqué de las guerras y mantener la memoria viva, nunca explicó lo que había hecho ni se atribuyó el mérito porque consideraba que había sido un trabajo colectivo de todas las madres y enfermeras”. El exalcalde decidió adquirir el edificio, un palacete al que se referían como el castillo de Bardou, con la ayuda de la Generalitat de Cataluña. En la actualidad, cumple la función de espacio museístico tras una reforma realizada en 2013.

El hilo conductor de La llum d’Elna será el crecimiento de un niño de la institución humanitaria, hijo del personaje que interpreta Natalia de Molina, que ve el lugar como un castillo. La actriz, que este año ha ganado un Goya, ha comentado que se alegra de participar en una producción “con tantas mujeres y una historia que se tendría que conocer más”, donde Blanca Romero interpretará a la primera judía de la institución. Por su parte, Nausicaa Bonnin ha afirmado que su papel contrastará con el de la pacifista Elisabeth. “Victoria es una combatiente republicana que tiene una relación de amistad y de agradecimiento con ella, pero es más batallera y tiene muy claro el tipo de lucha que quiere hacer, así que las dos tendrán que encontrar un punto intermedio”, ha avanzado.

Uno de los actores, Isak Férriz. ha definido la película como “una historia de sacrificio individual por el bien común”, mientras que Josep Anton Muñoz ha destacado que su personaje, un comisario con inclinaciones fascistas, podría encajar como “una víctima de las circunstancias”. La producción, que finalizará el rodaje en cinco semanas y tendrá una duración de aproximadamente 90 minutos, ha contado con una treintena de actores y con siete de las personas que nacieron en la Maternidad de Elna como extras especiales.

Cataluña, escenario del exilio

Sílvia Quer dirige una película coral con guión a cargo de Montse Ganges y Ana Sanz, bajo el pseudónimo de Margarita Melgar, que se estrenará en TV3 durante el segundo semestre de 2017. La directora ha explicado que busca la reflexión del espectador con La llum d’Elna, una historia relativa a Cataluña que se puede comparar a la situación actual de los refugiados europeos. “Quiero que el público no solo piense en la historia bonita que ha visto, sino que piense y tome consciencia sobre lo que está pasando en Europa ahora”, ha manifestado.

Aunque la Maternidad de Elna se encuentra en la región de Rossellón, las localizaciones que han elegido para la producción se centran en el territorio catalán. Actualmente, el rodaje se sitúa en la Torre Roure de Calonge (Baix Empurdà), donde se están grabando los exteriores del edificio que simulará la institución. Además, la zona cuenta con una entrada para los coches de época y un huerto artificial, creados expresamente para la ocasión. Los interiores se rodarán en otro sitio, así como otras escenas en Sant Cugat (Vallès Occidental), Estana (Cerdanya) o la playa de la Gola del Ter, en lL'Estartit (Baix Empordà).

Escena del rodaje, grabada en los exteriores de la Torre Roure de Calonge.
Escena del rodaje, grabada en los exteriores de la Torre Roure de Calonge.

La llum d’Elna es la primera película para televisión sobre el tema, producida por Distinto Films en coproducción con TV3. Su directora la ha señalado como una “torre de babel” porque se rueda en catalán, castellano, francés y alemán para dar a conocer la proeza de Elisabeth. Además de estrenarse en la cadena catalana, la producción se podrá ver en Televisión Española y en otros lugares gracias a las coproducciones de Bohemian Films, Producciones Cibeles y Radio Télévision Suisse.