Dos testigos dicen que el exalcalde de Manises ocultó el premio de Lotería

La fiscal se apoya en sus testimonios para acusar a Enrique Crespo de esconder 12 millones

El exalcalde de Manises, Crespo, en pie, junto a sus familiares acusados en el juicio
El exalcalde de Manises, Crespo, en pie, junto a sus familiares acusados en el juicioMANUEL BRUQUE (EFE)
Más información
Arranca el juicio por el gran fraude en la planta depuradora de Valencia
El juez abre juicio oral contra 24 acusados del 'caso Emarsa'
Detenido en Moldavia el acusado más escurridizo del ‘caso Emarsa’
El presidente de la Diputación de Valencia vuelve a defender a un condenado por corrupción

Enrique Crespo, exalcalde de Manises (Valencia) con el PP, ha mantenido este jueves desde el banquillo de los acusados que en agosto de 2011 tenía 275 décimos del número 53.404 de la Lotería de Navidad. Pero que cuando el 22 de diciembre el azar convirtió el número en ganador del segundo premio, a razón de 125.000 euros por décimo, solo le quedaba uno. Crespo ha declarado que por el camino vendió a su hermano, que estaba en paro, 70 décimos. Y a sus padres, pensionistas, 89.

La fiscal se ha apoyado en dos testigos para pedir tres años de cárcel para el exregidor y sus familiares al considerar que "se concertaron" para ocultar que Crespo poseía, en realidad, 100 décimos y había ganado 12,5 millones de euros. Y que el objetivo del engaño fue evitar el embargo judicial del dinero.

El juicio contra Crespo y su familia no representa la mayor amenaza judicial para Crespo, que acumuló cargos institucionales desde que en 1999 fue elegido alcalde. La Fiscalía reclama que sea condenado a 14 años de prisión por los delitos continuados de prevaricación, malversación, falsedad en documento público y mercantil en otro proceso, que ha investigado la quiebra de la Empresa Metropolitana de Aguas Residuales de Valencia (Emarsa), de la que fue presidente.

El juez instructor de ese caso le impuso una fianza de responsabilidad civil de 25 millones. El ministerio público cree que esa perspectiva fue la que le llevó a utilizar a su familia para ocultar el premio de Lotería.

La Fiscalía basa la acusación en las afirmaciones del exinterventor municipal de Manises, según las cuales al día siguiente del sorteo oyó a Crespo decir que tenía 100 décimos del 53.404. Y en la versión de un periodista del diario Las Provincias, quien publicó en 2011 y reafirmó ante el juez que el exregidor le contó la misma jornada del sorteo de Lotería que tenía "bastantes" décimos, sus familiares ninguno y que pese al dinero que había ganado no tenía pensado dejar la política.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La fiscal se apoya también en las declaraciones públicas realizadas por el entonces presidente de la Diputación de Valencia Alfonso Rus —de quien Crespo era vicepresidente—, quien aseguró en diciembre de 2011 que él tenía cinco décimos premiados y el alcalde de Manises "llevaba más". Rus, detenido en enero en la operación Taula como presunto cabecilla de una trama del 3% vinculada al PP valenciano, reaparecerá mañana en el juzgado para declarar como testigo en la causa. Durante la fase de instrucción del caso ya se desdijo de sus palabras.

El ministerio público ha alegado que el propio Crespo admitió ante las cámaras el importante premio que había conseguido durante la fiesta que siguió al sorteo: "Llevo bastantes, bastantes", dijo.

Entre el 23 de diciembre de 2011 y el 23 de enero de 2012, el hermano y los padres de Crespo ingresaron en sucesivas visitas a cinco oficinas bancarias de Valencia los décimos. El hermano del exregidor ha afirmado que lo hicieron así para "diversificar" ante la "incertidumbre financiera" que vivía España, y para garantizar su seguridad. Y que el miedo a "la salida del euro y a que se creara un corralito" los llevó más tarde a traspasar parte del dinero a Alemania.

El hermano ya fue condenado por blanqueo de capitales por ayudar al exalcalde a lavar fondos procedentes de Emarsa, llevándolos a Andorra. Pero el Tribunal Supremo anuló el fallo y dictó que el juicio deberá repetirse cuando exista sentencia sobre la quiebra de Emarsa.

Los familiares del exalcalde de Manises han reconocido que sus ingresos por la prestación de desempleo y la pensión no eran altos. Pero han asegurado que cobraban aparte dinero de varios alquileres, lo que les permitió disponer de los fondos necesarios para comprar los décimos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ignacio Zafra

Es redactor de la sección de Sociedad del diario EL PAÍS y está especializado en temas de política educativa. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Valencia y Máster de periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid y EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS