Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CDC, ERC, PSC y En comú podem piden la dimisión de Fernández Díaz por “persecución política”

Unas grabaciones señalan que ambos buscaban casos de corrupción de dirigentes de ambos partidos

Fernandez Diaz
El ministro de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz.

Esquerra (ERC), Convergència (CDC), PSC, En Comú Podem y la CUP han reclamado este martes la dimisión del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y del director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, después de que el diario digital Público desvelara unas conversaciones entre ambos en las que supuestamente conspiraban para incriminar penalmente o buscar acusaciones contra dirigentes de esos partidos. La portavoz del Gobierno catalán, Neus Munté, ha dicho que “hacen falta explicaciones urgentes y, si corresponde, la asunción de responsabilidades”.

Pese a haber negado hasta la saciedad la existencia de una “policía política” destinada a sacar a la luz asuntos de corrupción que favorecieran al Gobierno del PP, las grabaciones hechas públicas ayer evidencian el interés del ministro en encontrar corruptelas que afectaran a dirigentes de ERC y de CDC. Su voz se escucha nítidamente en una conversación con De Alfonso.

Los casos que salen a colación en las conversaciones afectan a Roger Junqueras, hermano del vicepresidente de la Generalitat y líder de ERC, Oriol Junqueras, que trabajaba en Cespa cuando esta empresa se benefició de una adjudicación de la Generalitat en tiempos del tripartito catalán, y a Felip Puig, histórico dirigente de CDC y consejero varias veces.

De Alfonso, un exmagistrado nombrado en 2011 por la Generalitat con el consenso del PP, se muestra en la conversación dispuesto a complacer al ministro y a usar su oficina para descargar a la ya “quemada” UDEF, la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la policía.

Fernández Díaz, también número uno de la lista del PP al Congreso por Barcelona el 26-J, pidió ayer “respeto”. “Decir que alguien conspira con el director de la Oficina Antifraude de la Generalitat, que es un magistrado elegido por el Parlament, en contra de altos cargos de la Generalitat, creo que es una ofensa para este magistrado que dirige la Oficina. Un respeto para él, para mí también, pero sobre todo para él”, indicó. Interior ha ordenado al comisario general de Policía Judicial que abra una investigación para averiguar “las circunstancias concurrentes” en este hecho, informa Patricia Ortega Dolz.

De Alfonso negó las acusaciones y aseguró que “es falso” que conspiraran. Explicó que las dos conversaciones grabadas se produjeron hace “un par de años” y “no han llegado a ningún informe ni a ningún expediente de la oficina. No llegaron a nada”, señaló a Catalunya Ràdio.

El director de la Oficina Antifraude se mostró incrédulo con el hecho de que “dentro de Interior haya alguien que se dedica a grabar y menos a difundir estas conversaciones”. Sobre la necesidad de reunirse con el ministro, dijo: “Cuando alguna persona destacada llama, sea del grupo que sea, yo me reúno con ella, por supuesto. Estoy abierto a recibir cualquier tipo de información que quieran darme”. En todo caso, negó que vaya a dimitir, pero sí mostró su disposición a comparecer en la Cámara catalana para ofrecer explicaciones.

Reunión del Parlament

Carme Forcadell, presidenta del Parlament, institución de la que depende Antifraude, anunció para hoy una reunión de la Mesa de la Cámara para que tome una decisión al respecto.

Oriol Junqueras escribió en su cuenta de Twitter: “Exigimos la dimisión de los responsables de este escándalo, comenzando por el ministro del Interior”. Francesc Homs, primer candidato de CDC por Barcelona, reclamó también la dimisión de Fernández Díaz al considerar que “una persona que aspira a representar un escaño no puede haber participado de este tipo de persecuciones, de querer fabricar pruebas contra adversarios políticos”. “Es propio de una república bananera, no de un Estado democrático”, agregó. Neus Munté, también a través de su cuenta de Twitter, se mostró “alarmada por la información” en torno a las conversaciones. Xavier Domènech, cabeza de lista de En Comú Podem, opinó que el escándalo demuestra que el PP es una formación articulada por la corrupción y que el ministro no tiene otra opción que dimitir. “Fernández Díaz ha cometido un delito clarísimo y no podemos esperar otra cosa que su dimisión inmediata”, sostuvo.

Más información