Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un aparatoso incendio en una fábrica envuelve en humo la ría en Rande

Una carretera ha sido cortada y los trabajadores de la nave devastada por las llamas, de la empresa Fandicosta, han sido evacuados

Vista del puente de Rande envuelto en humo del incendio de Fandicosta.
Vista del puente de Rande envuelto en humo del incendio de Fandicosta.

Un aparatoso incendio ha obligado a evacuar este lunes por la tarde la nave de la empresa Fandicosta, en Moaña (Pontevedra), dedicada al procesado de congelados del mar y situada en el lugar de Verdeal, en la parroquia de Domaio, y una densa humareda cubre parte de la ría, especialmente en la zona del puente de Rande. La Guardia Civil ha explicado que las dificultades para circular, por la mala visibilidad causada por el humo, han obligado a cortar la circulación en la carretera PO-551. Las mismas fuentes no descartan que, en función de como evolucione el viento y el propio incendio, pueda haber problemas que obliguen a cortar otros viales, como el corredor de O Morrazo y la autopista AP-9.

Fuentes del 112 Galicia han informado de que el fuego se originó en la parte alta de la nave, en una sala donde se manipulan productos químicos, y donde también hay un tanque de amoníaco. En un primer momento, personal de la empresa trató de hacer frente a las llamas pero, ante la violencia de las llamas y el humo, avisaron a emergencias. De momento, se desconocen las causas del incendio, aunque no hay constancia de que se hayan registrado heridos. En el lugar trabajan dotaciones de bomberos de Vigo, O Morrazo, Salnés y Baixo Miño.

Están alerta, además, la Policía Local de Moaña, Protección Civil y Guardia Civil por si el incendio se complica todavía más y el humo afecta a más viales . Del mismo modo, el Grupo de Apoio Loxístico de la Axencia Galega de Emerxencias está en aviso por si fuese necesaria su intervención.

En el momento del incendio, estaban trabajando unas 25 personas en la nave siniestrada, del conocido como 'turno de la pota' (y algún personal de maquinaria y mantenimiento), que fueron evacuadas, así como los trabajadores que estaban en ese momento en las oficinas, ubicadas en otro edificio.

Según ha relatado a Europa Press una delegada sindical de la empresa (que tiene una plantilla de algo más de 200 personas), los esfuerzos de los bomberos se centran en evitar que se extiendan las llamas al cuarto de calderas, y a las oficinas. "Pero ya se escuchan explosiones por el material almacenado", ha añadido. De momento, los trabajadores de la empresa desconocen el alcance de los daños y si podrán volver a sus puestos en los próximos turnos.