Colau estudia limitar los coches por matrícula si hay contaminación

Convertir carriles de coches en carriles bici o prohibir la carga y descarga, entre las medidas

El Ayuntamiento de Barcelona ya tiene sobre la mesa las propuestas de los expertos para actuar en episodios de alta contaminación atmosférica, que se producen entre dos y cuatro días cada año. Las presentaron ayer Xavier Querol y Cristina Castells y se resumen en una drástica reducción del tráfico en la fase de preaviso de contaminación, que todavía se acentuarían al declarar los episodios de alta contaminación. Ahora el Ayuntamiento que encabeza la alcaldesa Ada Colau estudiará las medidas y cómo aplicarlas.

En fase de preaviso, a partir de 140 microgramos de dióxido de nitrógeno, una situación que se produce 20 días al año, los expertos proponen limitar la capacidad de entrada de vehículos a la ciudad dando prioridad al transporte público y a los coches con alta ocupación —los que circulan por el carril VAO—, convertir carriles de circulación en carriles bici y abaratar el transporte público. Y al declarar el episodio (a partir de 200), además de las medidas de preaviso, se regularía el aparcamiento de los coches no residentes, la circulación de taxis y buses a las zonas más contaminadas, se prohibiría la carga y descarga en hora punta y se prohibiría la circulación de matrículas pares e impares en días alternos.

En los casos de partículas en suspensión, en fase de preaviso (nivel 50) se incrementaría el riego de calles con agua freática, se prohibiría el uso de sopletes de limpieza y se restringiría la actividad a las obras que provocan polvo. En fase de episodio de alta contaminación, a partir del nivel 80 de partículas en suspensión también se reduciría la velocidad a las vías principales a 30 kilómetros por hora.

La cuarta teniente de alcalde y responsable de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad, Janet Sanz, subrayó: “Estamos aquí para defender el derecho a la salud de nuestros ciudadanos y tener una ciudad saludable”.

El investigador del CSIC, Xavier Querol, recordó que recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado de que si en Barcelona se cumplieran los valores mínimos de contaminación se salvarían cada año 1.500 vidas. Querol defendió que el protocolo presentado por los expertos adelanta la declaración de fase de preaviso respecto al de la Generalitat, para evitar llegar a episodios de contaminación graves.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS