Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los fabricantes piden que se penalice a los coches por lo que contaminan

La patronal rechaza que se impida el paso al centro por la terminación de la matrícula

Tráfico intenso en la M- 30 el pasado 1 de diciembre.
Tráfico intenso en la M- 30 el pasado 1 de diciembre.

Menos presión fiscal y una clasificación homogénea de los coches según sus emisiones, como la que hacen los parquímetros. La petición de los fabricantes de automóviles que transmitió esta mañana la patronal Anfac, promete reducir un 70% las partículas contaminantes. ¿Cómo? Con una clasificación de los vehículos según sus emisiones, que iría de cero (para los eléctricos, de pila de combustible e híbridos enchufables) a cinco (los de gasolina anteriores a 1997 y diésel anteriores a 2001). En las escalas intermedias estarían, de más limpios a menos, los híbridos no enchufables (nivel 1). A partir de ahí irían subiendo de escala los de gasolina y diésel, según su antigüedad (cuanto más antiguo, más contaminante). La patronal ha bautizado su plan de "movilidad inteligente", y en él piden no dejar de lado ninguna tecnología, en especial el diésel.

Mario Armero, vicepresidente de Anfac, cree que penalizando a los vehículos más contaminantes Madrid se libraría de un 70% de las emisiones durante los picos de alta contaminación, “en lugar de distinguir por matrícula par o impar”. En su propuesta se prohibiría la circulación a los últimos de la escala, los de gasolina anteriores a 2001 y diésel anteriores al 2006, siempre que circulasen con una ocupación de menos de tres personas.

Las tres categorías menos contaminantes, que representan el 55% aproximadamente del parque de vehículos que circula por Madrid, podrían seguir haciéndolo sin restricciones. Frente a eso, Armero señaló que la propuesta de Carmena podría dar pie a la picaresca, ya que las familias que tengan dos vehículos con matrículas de terminaciones par e impar podrían eludir la prohibición. Los fabricantes han trasladado su propuesta a todos los grupos municipales y esperan que el Gobierno municipal las tenga en cuenta en el próximo pleno del día 22. Ven al gobierno local "receptivo", con esta iniciativa.

Paralelamente la patronal propone otras soluciones, como estímulos a compra de coches; impulso de tecnologías alternativas; facilidades para la economía colaborativa (organizada por empresas privadas, no tanto por particulares); cambios fiscales e incentivos al transporte colectivo de las empresas. En este sentido, el presidente de Anfac, José Luis López-Schümmer, destacó la iniciativa Car2go, que ha distribuido 350 coches por la ciudad y espera ampliar esa flota a los 500. Estos coches, 100% eléctricos, pueden ser alquilados por minutos a un precio de 19 céntimos a través de un teléfono móvil. Se aparcan sin coste para el usuario y pueden circular por zonas restringidas de la ciudad para otros vehículos. No pueden, sin embargo, salir del cinturón de la M30 ni está previsto que puedan utilizarse para ir al aeropuerto. "En el primer mes el servicio ya ha registrado 15.000 altas. Creemos que hay que apoyar estas iniciativas".

Un parque envejecido

El parque español, según los datos de Anfac, no bajará su edad media, que es de 11,6 años, hasta 2020 con el ritmo de ventas actual (este año se han distribuido un millón de coches). La crisis ha puesto al límite, dicen los fabricantes, la renovación de los turismos y en 2016 tendrán una media de edad de 12 años. "Hasta 2020 no se producirá un rejuvenecimiento del parque español”, afirmó Armero, al tiempo que resaltó la necesidad de continuar con planes como el PIVE, como el "arma más importante" a la hora de rejuvenecer el parque. “Ha permitido que se gasten 496 millones de litros de combustible menos, ha evitado 962 toneladas de partículas y 13.330 de óxido de nitrógeno”. España seguirá con una flota de antigüedad media de once años hasta 2025, mientras que en 2020 se podrían alcanzar los 3,5 millones de vehículos con más de 20 años.

Según datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente, la media de emisiones de dióxido de carbono (CO2) de los turismos en la Unión Europea fue de 123,4 gramos por kilómetro en 2014, un 2,6% menos y una cifra superior a los 118,6 gramos de CO2 registrados en España, un 3,1% menos. El vicepresidente ejecutivo de Anfac destacó que estas cifras se sitúan por delante de los objetivos medioambientales europeos, que contemplan un límite de 130 gramos de CO2 para 2015 y explicó que la tecnología diésel "es fundamental" para seguir en línea con los objetivos para 2020 de llegar a 95 gramos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram