Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Salud

El cáncer de pulmón crece un 30% en mujeres en Cataluña

Un grupo de científicos alerta de carencias en la detección precoz y del aumento de tumores en no fumadores

Imagen de un tumor de pulmón visto a través de microscopio electrónico. Ampliar foto
Imagen de un tumor de pulmón visto a través de microscopio electrónico.

El cáncer de pulmón sigue siendo el tumor más mortífero en Cataluña: es la primera causa de muerte precoz en hombres y la tercera en mujeres. De hecho, este tipo de neoplasia, vinculada principalmente al consumo de tabaco, provoca más fallecimientos (3.400 al año) que los tumores de mama, colon y próstata juntos. Con la mortandad estancada en los hombres, los primeros en coger el hábito de fumar, los expertos advierten ahora de un repunte de la mortalidad entre el género femenino. Ellas, que se iniciaron el consumo de tabaco mucho tiempo después que ellos, comienzan a ver ahora las consecuencias de este hábito.Según el informe Report Card 2015 que presentó ayer en Barcelona el Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), la mortalidad femenina por cáncer de pulmón ha aumentado un 30% en cinco años.

Sólo el 16% de los tumores de pulmón se detectan en fases tempranas

La GECP, formada por 300 profesionales de toda España, radiografió ayer la situación del tumor de pulmón en Cataluña y constató que la penetración de este cáncer, lejos de reducirse, se mantiene e, incluso, crece. Pese a que el pronóstico de vida global ha aumentado un 10% para este tipo de dolencias, la supervivencia a cinco años es del 15%, un dato muy por debajo del que registran otros tumores como el de mama (89%) o el de próstata (99%). "Tenemos muchas tareas pendientes, entre ellas, mejorar las expectativas de los pacientes. De todas formas, hay que decir que los recursos dedicados a investigar el cáncer de pulmón son proporcionalmente inferiores a las pérdidas sociales que causa", explicó el presidente del GECP y jefe de oncología del Hospital Puerta del Hierro de Madrid, Mariano Provencio.

Los expertos lamentaron también la falta de recursos para diagnosticar precozmente la enfermedad. Sólo el 16% de los tumores se detectan en fases tempranas, lo que implica que, cuando se encuentra la neoplasia maligna, su estadio ya es muy avanzado y las posibilidades terapéuticas son mucho menores. "Este tumor tiene una historia natural muy diferente a la de otros tipos de cáncer. Este es mucho más agresivo y hace metástasis más pronto", apuntó Provencio. Los médicos aseguran que "es difícil" hacer un diagnóstico precoz porque el enfermo puede mostrarse asintomático hasta que la enfermedad está muy avanzada.

La supervivencia a cinco años es sólo del 15%

En lo que no hay lugar a dudas es que el tabaco sigue siendo el elemento clave para desarrollar un cáncer de pulmón. Aunque el consumo ha bajado, alrededor del 23% de la población en España (el 26% en Cataluña), fuma. Con todo, pese a ser el factor principal (el segundo es el tabaquismo pasivo), los expertos también reconocen que están aumentando los casos de cáncer de pulmón en personas no fumadoras. Alrededor del 30% de los tumores pulmonares son de pacientes que no tienen el hábito del tabaco. La contaminación u otros elementos externos todavía desconocidos pueden ser los causantes. "Los tumores de fumadores y no fumadores son genética y molecularmente diferentes pero el tumor de pulmón no ligado a tabaco tiene mejores resultados", advirtió Provencio.

Menos esperanza de vida para los jóvenes

Los expertos mostraron especial preocupación por el consumo entre gente cada vez más joven. Según la Agencia de Salud Pública de Cataluña, 1.200 adolescentes catalanes se enganchan cada año al tabaco y los médicos ya han constatado que uno de cada tres chavales morirá precozmente por culpa de este hábito. "La herramienta más importante para bajar el cáncer vinculado al tabaco es aumentar el precio de los cigarrillos", indicó el doctor Bartomeu Massuti, secretario del GECP y jefe de oncología del Hospital General de Alicante.

Los especialistas exigieron ayer un "enfoque coordinado" en la red pública para abordar este tipo de tumor. Según el GECP, no se trata de aumentar el gasto, sino de organizarse mejor y que la Administración los reconozca como interlocutores válidos. Los expertos pidieron "establecer protocolos" para evitar disparidad entre las comunidades en el acceso a fármacos y tratamientos. "No existe un flujo adecuado y bien reglamentado de pacientes para acceder a ensayos clínicos", protestó Provencio, que abogó por trabajar e investigar conjuntamente todas las Administraciones y los especialistas para que los pacientes sea tratados por equipos multidisciplinares y puedan acceder a tratamientos super personalizados.

Más información