Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspender la autonomía depende de “la actitud alocada de Mas”, dice el PP

El PSC lamenta que los catalanes sean "rehenes" de dos gobiernos pendientes del 20-D

Xavier Garcia Albiol, en el Parlament, el pasado 19 de noviembre.
Xavier Garcia Albiol, en el Parlament, el pasado 19 de noviembre. EL PAÍS

La respuesta del presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, a las medidas anunciadas por el ministro de Hacienda Cristóbal Montoro sobre el control de las finanzas de Cataluña, ha recibido duros ataques desde el grupo popular en el Parlament. Xavier García Albiol ha alertado este martes de que “la actitud alocada de Mas” podría llevar al Gobierno español a aplicar el artículo 155 de la Constitución y suspender la autonomía. El PSC cree que la batalla sobre la financiación está condicionada por las elecciones del 20-D y ha criticado a ambos gobiernos por tener a la sociedad como “rehén”.

El líder popular catalán ha sido tajante respecto a la actitud del presidente en funciones: “Lo hemos visto con un tono agresivo, insultante y amenazante, incluso hacia el ministro Montoro”. Con su intervención de este martes, "Mas ha ratificado el camino hacia el precipicio al que está llevando a los catalanes”, ha asegurado Albiol. Lo que los populares no le perdonan a Mas es que haya “utilizado” la política antiterrorista en este momento de “lealtad internacional”. Para Albiol, el president ha “perdido el norte” acusando al Gobierno de no incluirle en las decisiones sobre seguridad. “El ministro de interior está profundamente preocupado por tener a su lado a un Gobierno cuyo presidente no es capaz de controlar los mensajes que puede utilizar y los que no”, ha dicho refiriéndose a Mas.

La portavoz del PSC, Eva Granados, ha repartido la responsabilidad entre ambos Ejecutivos: “Los catalanes somos rehenes de dos Gobiernos en funciones”. Granados ha tachado de electoralista el plan de Montoro y ha instado a Mas a explicar qué ha hecho para evitar esta situación de control financiero. “Basta de confrontación”, ha sentenciado la socialista, que pese a todo, ha recordado al presidente Mas que si opta por el diálogo podrá contar con su partido.

Ciudadanos no cree que dar explicaciones sobre en qué se gasta el FLA la Generalitat sea un ataque a Cataluña. “También se le tiene que explicar a los catalanes”, ha dicho la jefa de la oposición, Inés Arrimadas. La líder de Ciudadanos ha dedicado duras críticas a Mas por su comparecencia y le ha pedido que se vaya. “Nadie le va a salvar. Cualquier acuerdo con la CUP creará más problemas. Que vaya a defenderse ante los tribunales”, ha añadido Arrimadas. En la misma línea que el PSC, ha puesto a la misma altura la postura de Mas y la del Gobierno central: “Que dejen de pelearse, los perjudicados son los ciudadanos”, ha dicho, eso sí, después de aprovechar para pedir “un cambio” en España el 20-D.

Junts pel Sí cierra filas en torno al presidente. Pere Aragonès, de ERC, ha confirmado que le dan todo su apoyo. El grupo parlamentario también cree que las medidas de Montoro son una aplicación “de facto” del artículo 155 de la Constitución: “Las condiciones del Estado suponen en fin de la autonomía financiera de Cataluña”. Aragonès ha criticado a Ciudadanos, PSC y PP por no apoyar al Gobierno catalán y les ha advertido de que, a partir de ahora, si tienen que pedirle alguna explicación sobre financiación deberán acudir al Gobierno central.

La CUP ha optado por posicionarse junto al Gobierno en el escrutinio de las cuentas del FLA, pero con otro cometido. La formación recuerda que fue la primera en denunciar que la Generalitat dedicaba los fondos a pagar la deuda y no a políticas sociales. "El FLA es una herramienta del estado para doblegar la capacidad de Cataluña para Gobernarse", ha dicho el diputado Albert Botran. Los anticapitalistas criticaron que otras organizaciones que defienden el autogobierno no hayan denunciado el uso "injusto" de los fondos del FLA.

Más información