Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ABUSOS A MENORES

El Papa comunica el cierre del caso de abusos a un menor en Bizkaia

El director del colegio Gaztelueta, Imanol Goyarrola, lo hace público en un comunicado

Imagen de la carta que el Papa Francisco envió a los padres del niño que sufrió abusos en un colegio de Bizkaia.  EFE Ampliar foto
Imagen de la carta que el Papa Francisco envió a los padres del niño que sufrió abusos en un colegio de Bizkaia. / EFE EFE

El director del colegio Gaztelueta Imanol Goyarrola ha hecho público hoy un comunicado en el que asegura que el Papa Francisco ha decidido concluir el caso de los presuntos abusos a un menor por parte de un profesor del centro del Opus Dei. El comunicado está fechado hoy mismo. El máximo responsable señala que la investigación realizada por la Congregación para la Doctrina de la Fe ha determinado que "los hechos no han sido probados y, en consecuencia, se debe restablecer el buen nombre y la fama del acusado", sin que proceda adoptar, señalan, ninguna otra medida en relación con esta persona.

Asegura la Dirección de Gaztelueta que se llega a esta conclusión después de una amplia investigación que incluye minuciosos análisis, valorando documentos públicos, privados, testimonios varios y entrevistas con distintas personas. Mantiene el colegio de Leioa que esta resolución no solo confirma las conclusiones a las que había llegado el centro, sino las de la Inspección de Educación, la Fiscalía de menores y el Fiscal Superior de Euskadi. Publica el colegio, además, una carta dirigida a los padres en este mismo sentido insistiendo en que es la cuarta instancia ajena al colegio que llega a esta conclusión por ello consideran que debe repararse el daño hecho al centro, expuesto y cuestionado, aseguran, de forma injusta.

El centro cree que es hora de restablecer la verda y la buena fama del acusado

El pasado día dos, el director del colegio Gaztelueta, Imanol Goyarrola, advirtió, en un escrito de cinco puntos que no tenía “ninguna noticia” de las conclusiones de la investigación ordenada por el Papa Francisco del supuesto caso de abusos sexuales a un alumno cuando tenía 12 años. El responsable del colegio Gaztelueta, ubicado en Leioa (Bizkaia) y del Opus Dei, sostuvo entonces que si alguno de los hechos que denunció la familia de la víctima se demuestra que son ciertos “merecería una condena total” del colegio. “Junto a la familia, somos los primeros interesados en que se esclarezca toda la verdad”. Pero a renglón seguido aseguró que desde octubre de 2011, cuando la familia del entonces menor denunció el presunto caso de pederastia ante Educación y en la Fiscalía de Menores, todas las instancias concluyeron que no había elementos suficientes para mantener la acusación contra el profesor y archivaron el caso.