Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Diputación de Castellón supedita el plan de libros a tener presupuesto

A la corporación provincial, gobernada por el PP, le correspondería desembolsar unos dos millones de euros

Javier Moliner, presidente de la Diputación de Castellón.
Javier Moliner, presidente de la Diputación de Castellón.

La Diputación de Castellón supeditará finalmente el plan para la gratuidad de los libros de texto a contar con el presupuesto necesario para ello. El PP, grupo que en un primer momento se negó a formar parte del proyecto y que reculó tras ser corregido por la presidenta del partido, Isabel Bonig, ha aprobado en el pleno de este viernes una moción de apoyo a la propuesta del Gobierno valenciano. El texto se ha aprobado por unanimidad y recoge que esta corporación apoyará al Consell y a los ayuntamientos en el desarrollo de este plan “dentro de sus límites presupuestarios”.

La aprobación se produce después de que todos los grupos de la oposición (PSPV-PSOE, Compromís, Ciudadanos y Castelló en Moviment) decidieran llevar al pleno una moción para instar a la Diputación a sumarse al programa. El PP presentó un texto alternativo en el que atacaba la “deslealtad” del presidente valenciano, Ximo Puig, por no haber informado antes.

Desde Compromís han apuntado que, al ver que la enmienda popular no era un rechazo frontal a apoyar el plan de gratuidad de libros, se optó por redactar un texto light que facilitara la aprobación. Así, la moción conjunta aprobada este viernes supone un respaldo al plan aunque supeditado a la capacidad presupuestaria. A la Diputación le correspondería desembolsar unos dos millones de euros. Asimismo, se ha introducido la petición a la Generalitat de convocar a “la mayor brevedad posible” a todas las administraciones a una reunión de coordinación. También se insta al gobierno valenciano a que articule lo antes posible el procedimiento para hacer efectiva la medida.

El presidente de la Diputación, Javier Moliner, ha recalcado la “deslealtad” de la medida y reprochado que ni Puig ni el consejero de Educación, Vicent Marzà, le informaran de la medida a pesar de que el día anterior al anuncio público pasara una hora y media con ellos.

Durante la sesión se ha aprobado también por unanimidad consignar un anticipo en el mes de noviembre con cargo a los presupuestos de 2016 para la adquisición del acelerador lineal del Hospital Provincial. La Diputación prevé desembolsar 1,5 millones de euros.

El vicepresidente Miguel Barrachina ha manifestado que tanto este desembolso como el que se tenga que hacer por el plan de libros del Consell pueden comprometer el resto de proyectos de la institución provincial. “Hay liquidez pero estamos por encima del techo de gasto, cualquier compromiso adicional de gasto requeriría comprometer otras cosas”, ha dicho tras recordar que son proyectos que exceden de la competencia de la diputación.