Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una escuela de Balaguer dará el 25% de clases en castellano

La decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña afecta a las aulas donde estudian dos menores de una misma familia

La escuela Gaspar de Portolà, en Balaguer (La Noguera), tendrá que ofrecer el 25% más de clases en castellano en dos aulas a partir del próximo 14 de septiembre, cuando empieza el curso escolar. Lo hará por decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que ha estimado la petición de una familia que solicitaba la escolarización fuera de la inmersión lingüística.

La decisión judicial ampara a una familia con dos hijos, por lo cual se afectarán dos clases, una de P5 (parvulario) y a otra de segundo de Primaria. Toda la clase tendrá que recibir una materia troncal más o su equivalente en tiempo en castellano. El centro, que ya aseguró que cumplirá con lo que fija la interlocutoria del TSJC, aún no ha determinado en qué materia se hará y reunirá el lunes a los padres de familia para explicar los cambios que implica la aplicación de la sentencia.

La familia demandante fue asistida durante el proceso legal por la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB). Esta asociación, con presencia en 14 municipios, reivindica un modelo educativo diferente, alejado del modelo de inmersión lingüística. Desde la AEB celebraron la decisión judicial y recordaron que hay otros casos que esperan respuesta en el alto tribunal.

La decisión del TSJC se sustenta en una sentencia del Tribunal Constitucional que reconoce al castellano como lengua vehicular e insta a usarlo en las aulas catalanas en una “proporción razonable”. Esta es el 25% según sentencias del alto tribunal catalán, si bien ha de ser el Departamento de Enseñanza el que debería determinar las horas necesarias de acuerdo a su modelo.

La escuela de Balaguer se suma así a otras cuatro escuelas catalanas en las que familias de alumnos han solicitado escolarización con más castellano. Se trata de El Pinar de Nuestra Señora (Sant Cugat del Vallès), la Escola Pía Santa Anna (Mataró), Escolàpies Sant Josep de Calassanç (Sabadell) y Sant Bonaventura Franciscans ( Vilanova i la Geltrú). Este último centro cambió su proyecto lingüístico para dar cabida a más hora de lenguas.

Otros centros también han sido obligadas por el TSJC a dar el 25% de clases en castellano, pero los demandantes ya habían terminado sus etapas educativas. Desde AEB piden respeto a la familia de Balaguer, que aseguran, están sufriendo “acoso”.