Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enfrentamiento entre manteros y la Guardia Urbana en las Ramblas

Una operación contra la venta ambulante acaba con cuatro agentes y una peatón heridos

Miembros de la Guardia urbana tras los altercados de este jueves en Plaza Catalunya.
Miembros de la Guardia urbana tras los altercados de este jueves en Plaza Catalunya.

Una simple actuación policial consistente en la identificación de un mantero, de origen senegalés, en plena Rambla de Barcelona ha acabado este jueves con una anciana y cuatro agentes de la Guardia Urbana heridos.

Los hechos han pasado a las 15.40 de la tarde, a la altura de la estación de la plaza de Cataluña, en La Rambla. En aquel momento, varios agentes de la Guardia Urbana han solicitado a Khadim, un joven sin papeles de origen senegalés, la documentación. Khadim se ha negado a identificarse, un mantero ha visto la actuación policial y ha bajado a la entrada del metro donde desde hace semanas se colocan decenas de vendedores ilegales.

Varios manteros han subido a La Rambla a, supuestamente, defender a Khadim. En ese momento se han vivido instantes de mucha tensión.

Según un testigo, los disturbios han empezado cuando un agente ha exigido al senegalés que le dejara ver que llevaba en un bolso. El mantero se ha negado y ha lanzado el bolso a un compañero. Mientras, varios manteros han salido del metro y han lanzado piedras, según ese mismo testigo.

En el enfrentamiento, cuatro agentes de la Guardia Urbana de Barcelona han resultado heridos leves. Una mujer ha recibido una pedrada en la cabeza y una ambulancia ha tenido que trasladarla al hospital porque sangraba por una pequeña brecha en la sien. Los manteros se han resguardado en el interior de la estación del metro y los agentes han decidido no actuar para evitar que se produjeran males mayores dentro de la estación.

Por el momento no se ha ni detenido ni identificado a ninguno de los agresores. La actuación ha causado alarma en el centro de Barcelona, y hasta el lugar de los hechos se ha desplazado Jordi Samsó, gerente de seguridad del Ayuntamiento de Barcelona para interesarse por lo sucedido.

Khadim ha anunciado en la misma entrada de la plaza Cataluña que denunciaría a los agentes de la Guardia Urbana por unas supuestas lesiones en una rodilla. Sus compañeros se lo llevaban en metro hasta un centro hospitalario. La operación policial para identificar a los agresores sigue abierta.