Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía local de Valencia deja de participar en desahucios

Un informe solicitado por la concejal socialista Sandra Gómez concluye que no es obligatorio

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, en la clausura del seminario de la Policía Local.
El alcalde de Valencia, Joan Ribó, en la clausura del seminario de la Policía Local.

La Policía Local de Valencia no participará en desahucios, según ha anunciado este miércoles el alcalde, Joan Ribó, de Compromís. El PP ha criticado la medida al considerar que supone “obstruir la acción de la justicia” y busca el “protagonismo mediático”. La concejal de Seguridad, la socialista Sandra Gómez, ha explicado que un informe ha concluido que el Consistorio no está obligado a dar apoyo en los lanzamientos como venía ocurriendo hasta ahora porque es una competencia atribuida a “la Policía Nacional y la Guardia Civil, según dónde se produzca”.

El Ayuntamiento de Valencia retirará a los dos policías locales que el anterior Gobierno municipal, dirigido por la popular Rita Barberá, tenía destinados de forma permanente en los juzgados. Los agentes daban apoyo en los lanzamientos, entregaban notificaciones de desahucios y acompañaban al personal judicial a las viviendas, señala la concejal de Seguridad, Sandra Gómez.

Un dictamen jurídico solicitado por Gómez después de llegar al cargo indica que el Ayuntamiento “no tiene obligación de hacerlo porque entre sus funciones no está la de dar apoyo al Poder Judicial en este ámbito”.

El grupo municipal del PP ha acusado al Ayuntamiento de buscar “protagonismo mediático anunciando medidas improvisadas y que suponen obstruir la acción de la justicia” en lugar de poner en marcha “soluciones efectivas”.

Entre ellas, la concejal popular María Jesús Puchalt ha citado un programa diseñado por el anterior Ejecutivo local que preveía ayudas de 340 euros a los afectados con una dotación global de medio millón y que el nuevo equipo no ha activado.

Desde junio no ha habido desahucios en Valencia. Pero para el 7 de septiembre está previsto el desalojo de una vecina de 70 años que reúne, según el Ayuntamiento, condiciones especiales. Se trata de una mujer que cobra una pensión de 300 euros, padece “una discapacidad del 70%” y tiene a su cargo “un hijo parado de larga duración afectado también de graves problemas de salud mental”.

El alcalde ha comparecido con la concejal de Seguridad y con la de Vivienda, María Oliver, de València en Comú, para manifestar su apoyo a la mujer. Ribó ha anunciado un “plan más amplio” sobre la materia con el objetivo, dijo, de “hacer de Valencia una ciudad libre de desahucios”.

Más información