Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Nuevo delegado del Gobierno

Moragues evita decir quién debe pagar la multa de la UE por falsear datos

El nuevo delegado del Gobierno, convencido de que prosperará el recurso ante Bruselas

Ejecutivo y Generalitat coinciden en la necesidad de cambiar el modelo de financiación

Puig, Moragues y Margallo durante el acto de toma de posesión. Ampliar foto
Puig, Moragues y Margallo durante el acto de toma de posesión.

Juan Carlos Moragues, consejero de Hacienda en el Consell del PP y desde este martes nuevo delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, ha evitado pronunciarse sobre quién, el Ejecutivo central o el autonómico, debe pagar la multa de casi 19 millones de euros que la Unión Europea ha impuesto a España por el falseamiento de las cuentas de la Generalitat. Moragues ha indicado que el Gobierno ha recurrido la sanción.

El anterior Ejecutivo valenciano presidido por Alberto Fabra manifestó cuando se conoció por primera vez la multa, hace meses, que debía pagarla el Gobierno. Las nuevas responsabilidades de Moragues le han obligado ahora, sin embargo, a hacer equilibrios. Tampoco ha querido definirse el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, aduciendo también que la sanción será recurrida. Preguntado por quién debería asumirla en caso de que el recurso no prospere, el dirigente popular ha afirmado que no se plantea tal escenario porque no le gusta perder "ni al parchís".

Sí han sido claros respecto al cambio del sistema de financiación autonómica los tres cargos públicos que han intervenido durante la toma de posesión de Moragues. Tanto éste, como García Margallo, y el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, han coincidido en la necesidad de cambiar el modelo de financiación autonómico por ser "injusto" y especialmente malo para la Comunidad Valenciana. Puig ha recordado que la autonomía es contribuyente neta pese a estar 12 puntos por debajo de la media española en renta per cápita.

Moragues también ha manifestado que "aunque la correcta financiación sigue pendiente, el Gobierno de España nunca nos ha dejado solos", en referencia a los planes de pago a proveedores y otras medidas adoptadas por el Ejecutivo para evitar la quiebra de la Generalitat en los últimos años.

El nuevo delegado del Gobierno ocupa el vacío dejado por Serafín Castellano, histórico dirigente del PP valenciano que fue detenido hace unas semanas mientras ocupaba el cargo y destituido fulminantemente por el Ejecutivo. Sin mencionarlo, Margallo ha afirmado que la política "es un arte noble que ha sido envilecida por algunos", lo que ha afectado a "toda la clase política".