Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gipuzkoa retira las tarjetas de crédito a sus diputados forales

Los coches oficiales no se podrán emplear para desplazar a los diputados desde sus domicilios hasta la Diputación

Imanol Lasa, portavoz de la Diputación de Gipuzkoa, en su primera comparecencia ante los medios.
Imanol Lasa, portavoz de la Diputación de Gipuzkoa, en su primera comparecencia ante los medios.

La Diputación de Gipuzkoa, gobernada en coalición por el PNV y el PSE-EE, ha decidido suprimir las tarjetas de crédito que disponían para sus gastos los miembros de su gabinete y limitará el uso de los vehículos oficiales para lo estrictamente profesional y protocolario.

El portavoz del Gobierno foral, Imanol Lasa, ha informado en su primera comparecencia ante los medios informativos de que elaborará un "código ético" de obligado cumplimiento para sus ocho diputados forales, directores y personal eventual basado en los principios de"ejemplaridad, integridad y transparencia".

Lasa, que es además diputado de Gobernanza y Comunicación, ha señalado que una de las primeras medidas consiste en la eliminación de las tarjetas de crédito que los diputados poseían para sus gastos. Para las comidas de protocolo que se realicen fuera de la Diputación, deberán registrar el motivo y la factura con el importe y una relación de los comensales.

Otra de las decisiones adoptadas por el consejo de diputados afectará al uso de los coches oficiales, que sólo podrán emplearse para desplazamientos de carácter profesional o institucional fuera de la diputación, a excepción del diputado general. De este modo, los diputados no podrán trasladarse a sus domicilios particulares con los vehículos propiedad de la institución foral.

Por otro lado, los responsables forales se comprometerán por escrito a no aceptar ningún obsequio o regalo que "se desvíe de los usos habituales, sociales y de cortesía". Lasa ha indicado que el objetivo es que todas estas medidas se plasmen en un "código ético" que sea "la marca de la casa", de obligado cumplimiento para diputados, personal eventual y directoras.

“Queremos reforzar la dimensión ética de la acción pública. La sociedad exige que los recursos que nos pertenecen a todos y todas se utilicen de forma racional, responsable y eficiente, y que se eliminen en la medida de lo posible los gastos superfluos. Nuestro nivel de autoexigencia a este respecto va a ser total, acorde con lo que demandan la sociedad guipuzcoana”, ha explicado Lasa.