Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El verbo sonoro de Carles Santos se hace carne en Valencia

Una gran exposición de la Universitat, un ciclo de cine en el IVAM y un concierto en ENSEMS rinden tributo al músico de Vinaròs

Una escena de 'El fervor de la perseverança', espectáculo que Carles Santos estrenó en 2006.
Una escena de 'El fervor de la perseverança', espectáculo que Carles Santos estrenó en 2006.

Carles Santos es uno de los máximos exponentes de "la capacidad de saquear las conciencias, desvelar los mitos y los prejuicios, romper la rutina y la indiferencia",esenciales en el arte, ha asegurado el vicerretor de Cultura de la Universitat de València, Antonio Ariño, en la presentación de la exposición Univers Santos. El fervor de la perseverança en Carles Santos.

El piano con orejas o cualquier otro de los instrumentos que forman parte de la serie de pianos intervenidos que a partir de hoy y hasta el mes de agosto se pueden en la Universitat de València, entre materiales de lo más diverso y a veces impactante dan fe de la capacidad creativa de Santos, cuyo verbo sonoro se convierte en carne en esta ambiciosa exposición.

"Si no quieres tocar, no toques"

Carles Santos ante uno de los 'pianos intervenidos' expuestos en La Nau.
Carles Santos ante uno de los 'pianos intervenidos' expuestos en La Nau.

J. M. J.

Carles Santos no solo se ha definido como "un clásico", sino que ha asegurado proceder "de la academia"; satisfecho de haber "elegido esta vida, entre el teatro y la música, en la que ha "tenido perversiones de todo tipo por el camino", así como algunas "influencias difíciles, pero buenas".

Nada propenso a explicarse a si mismo y mucho menos su obra o estilo, el músico de Vinaròs ha recordado la influencia de un profesor de piano que le recomendó: "si no tienes ganas de tocar, no toques".

"Tenía razón", ha reconocido para añadir que es un consejo aplicable a otros ámbitos de la vida. No te obligues a hacer aquello que te produce desgana. Una máxima que Santos parece haber seguido en la medida de lo posible. 

La fuerza visual del genio creativo de Santos irrumpe en esta ambiciosa muestra que refleja el original y provocador imaginario del artista de Vinaròs. Su inauguración se ha complementado esta tarde con una conferencia sobre Música e interdiscursividad en la obra de Carles Santos, impartida por el comisario, Josep Ruvira y un concierto del músico protagonista en el marco del festival ENSEMS.

A estas iniciativas se suma un ciclo de cine dedicado a Carles Santos que se celebrará en el IVAM, entre el 7 y el 10 de julio, y otro concierto suyo en el festival Serenates al Patriarca, también organizado por la Universitat.  La exposición es considerada por esta institución como un anticipo del homenaje que le tributará el próximo día 23 de junio, al otorgarle en el marco de la Nit de Sant Joan su medalla en el mismo Claustro de La Nau.

La muestra recorre en el Centre Cultural La Nau los 50 años de trayectoria de un artista multidimensional en el que coinciden de forma a veces sublime, a veces extravagante, a veces provocadora, las figuras del intérprete, el compositor, el director musical y teatral, el creador visual, el cineasta y el dramaturgo.

A la diversidad artística se le une la temática, en una intersección de diferentes lenguajes y disciplinas artísticas en las que hace conviven y se pelean la religión, la gastronomía, el erotismo, la propia música y, por encima de todos ellos, un instrumento, el piano, que es más que eso, personaje, compañero escenario de acciones diversas.

De toda esta poliédrica personalidad quiere dar cuenta la exposición de la que es comisario Pep Ruvira, autor  de los libros  Música y representación. Los desafíos artísticos de Carles Santos y El caso Santos, un artista que recibió en 2009 el Premio Nacional de la Música en la modalidad de Composición.

Pocos analistas conocen tan bien a este artista de vanguardia, tan familiar por otra parte, como Ruvira que subraya cu gran apertura mental al reivindicar "de igual manera los procedimientos compositivos del barroco, de la ópera rossiniana, del minimalismo, del lenguaje impresionista o de un pasodoble". Eso sí, a su genial e inconfundible manera: "Es el tratamiento de éstos el que conforma su propio estilo; un estilo que comporta un compromiso consigo mismo, una forma personal de ver las cosas y, sobre todo, de comunicación".

Escena de 'L'espléndida vergonya del fet mal fet', de Carles Santos (1995).
Escena de 'L'espléndida vergonya del fet mal fet', de Carles Santos (1995).

Todo eso se refleja también en una exposición que podrá visitarse hasta el próximo 30 de agosto en dos salas de La Nau, la Estudi General y la Sala Acadèmia. Allí puede verse más de una decena de singulares pianos intervenidos, sus obras cinematográficas, numerosos elementos escenográficos de sus espectáculos, imágenes inéditas y las últimas producciones del artista. 

Como una obra “en constante metamorfosis y proceso de transformación" y un artista "cuyo imaginario entronca con la tradición histórica de lo grotesco”, ha definido esta mañana ambos Antonio Ariño.  El vicerrector ha anunciado, además, que el resto de universidades públicas valencianas se adhieren al homenaje que la Universitat de València rendirá al artista con la concesión de la medalla de la institución y que todas crearán el Premio de Artes Plásticas Carles Santos.

Junto al vicerrector, aquél se ha definido "como un artista clásico". El comisario, Josep Ruvira ha dicho estar "ante una de las exposiciones más grandes" de las que se le han dedicado. "En ella están las claves, las constantes de su universo", ha añadido, aunque evitando "hablar de exposición retrospectiva, porque Carles Santos siempre introduce variaciones en su producción artística, que nunca da por acabada como cualquier producción musical". 

Una actuación de Carles Santos en el festival ENSEMS de Valencia.
Una actuación de Carles Santos en el festival ENSEMS de Valencia.

La Sala Estudi General de La Nau muestra seis grandes videomontajes de sus óperas o dramas musicales, con "una puesta en escena en la que confluyen todas las habilidades y lenguajes artísticos con los que Carles Santos trabaja". Los videomontajes aluden a seis grandes constantes de su imaginario poético; el piano, al agua y el mar; el sexo, la perversión y la religión, el gigantismo y la ingravidez; el cuerpo y la gastronomía, así como las multitudes y los grandes espacios.

Este espacio acoge una selección de fotografías históricas de diferentes formatos realizadas por el artista y extraídas de las series La Polpa de Sta. Percinia de ClavicòniaEls ulls dels fills de Bach’ o ‘Caligaverot, entre otras. También publicaciones bibliográficas y discográficas, partituras y carteles, que reflejan una polifacética trayectoria artística. 

La serie de los pianos intervenidos preside la Sala Acadèmia, la mayor del edificio, donde aparecen creaciones más recientes en las que el piano ejerce un papel fundamental. El público podrá contemplar una decena de pianos que han sido transformados en originales elementos artísticos, como el piano perverso, con grandes zapatos de tacón; el piano turbo, con una hélice clavada que muestra la relación del artista con el mar; el piano que escucha, o el piano salpicado de pintura y alquitrán.

El instrumento centro del universo de Santos, adquiere una dimensión fetichista en la medida que el artista establece distintos vínculos, como elemento de tortura o de trabajo, objeto de deseo o directamente sexual, como principio y fin de todas las cosas. En la iluminación teatral ha colaborado el director Carles Alfaro.