Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Vitoria

Jóvenes de Vitoria rechazan los “discursos racistas que incitan al odio”

Organizaciones juveniles de PNV, EA y PSE respaldan un manifiesto a favor de la pluralidad

Representantes de EGI, Gazte Abertzaleak y Juventudes Socialistas han rechazado este viernes, sin citar al alcalde del PP, Javier Maroto, los "discursos racista que incitan al odio", así como "las mentiras y ataques de los últimos meses para dividir a quienes aquí vivimos", para defender que Vitoria "no es la ciudad insolidaria y enfrentada que nos quieren vender" sino que se trata de una comunidad "plural", donde "todos tenemos cabida, sin discriminación ni prejuicios".

Las formaciones juveniles del PNV, EA y PSE han dado a conocer este viernes un manifiesto por la pluralidad con el que han censurado la campaña liderada por el alcalde 'popular' Javier Maroto para que el Parlamento vasco apruebe una modificación de los criterios de concesión de la RGI y con la que ha acusado a determinados colectivos de inmigrantes, concretamente de origen magrebí, de querer vivir de estas ayudas sin trabajar.

En el texto, los jóvenes de la capital alavesa defienden y reafirman su compromiso con "una ciudad diversa, donde la multiculturalidad nos enriquece, donde todos tenemos cabida, sin discriminación ni prejuicios".

"Ante un discurso racista que incita al odio, ante las mentiras y ataques de los últimos meses para dividir a quienes aquí vivimos, queremos manifestar que Vitoria no es la ciudad insolidaria y enfrentada que nos quieren vender", señalan.

En este sentido, señalan que la capital alavesa "es una ciudad plural, que a lo largo de su historia ha recibido la influencia de otras culturas, las cuales han aportado gran riqueza a nuestra sociedad". "Declaramos que Vitoria es una ciudad abierta y de oportunidades para todos, sin diferencias de religión, color, sexo, condición sexual, edad o diversidad funcional", subrayan.

Por ello, "ante mensajes que sólo buscan romper la convivencia apuntando a determinados colectivos" han pedido a la ciudadanía vitoriana que "no cierre los ojos, demuestre nuestro compromiso con los derechos humanos a quien trata de recortarlos y defienda las bases de la sociedad en la que vivimos, de quienes quieren pervertirla".