Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El periodista Joan Tapia llama al diálogo Mas-Rajoy

La falta de una mayoría favorable al proceso soberanista y el rechazo del Gobierno hacen necesario el acuerdo, según el analista

De izquierda a derecha, Lluís Bassets, Enric Hernández, Joan Tapia, Anton Costas, Marius Carol y Carles Capdevila. Ampliar foto
De izquierda a derecha, Lluís Bassets, Enric Hernández, Joan Tapia, Anton Costas, Marius Carol y Carles Capdevila.

“La solución es negociar. Es difícil, pero me niego a creer que Mariano Rajoy y Artur Mas no se puedan entender, cuando lo hicieron Suárez y Tarradellas”. Joan Tapia, ex director de La Vanguardia y miembro del consejo editorial de El Periódico, dejó claro su diagnóstico del proceso catalán, durante la presentación, en la sede del Círculo de Economía, de su libro ¿España sin Cataluña? / Catalunya sense Espanya? esta tarde. En su opinión, tras el 9-N, no hay una mayoría favorable a la independencia, el Gobierno y las instituciones europeas son reacios a la creación de un Estado catalán y se impone hablar.

La obra es un “dietario” que contiene las reflexiones del veterano periodista sobre el proceso catalán, del 11 de setiembre al 9-N. Todas ellas escritas al anochecer, revisando los acontecimientos del día. Tapia habló del libro acompañado de Lluís Bassets, director adjunto de EL PAÍS, y los directores de La Vanguardia, El Periódico y ARA, Màrius Carol, Enric Hernández y Carles Capdevila respectivamente. Antón Costas, presidente del Círculo de Economía, moderó el acto. Tapia habló de tres conflictos. El primero, entre la Generalitat y el ejecutivo español. Otro, entre los partidos que defienden el proceso. Y, por último, la lucha "entre Convergencia y Esquerra" por protagonizarlo. 

Los máximos responsables de los periódicos compartieron la reflexión de Tapia, aunque con matices. Capdevila aseguró que con la relajación de “la euforia” del soberanismo, sería el momento de hablar para ver “si hay puntos de coincidencia”. Bassets apoyó la negociación: “Lo primero que tenemos que hacer es hablar sin mal rollo”. Carol, por su parte, alertó del riesgo de mantener la situación actual, en la que no se vislumbra acuerdo entre los ejecutivos catalán y español. "En la Cámara de Comercio me comentaron que esto se nos está parando [en la economía catalana]. Si esto sucede cada vez contaremos menos", avisó.

Hernández recordó que “el magma español se mueve”, tras la aparición de partidos como Podemos y Ciudadanos y los resultados de las elecciones andaluzas. "Las expectativas [de cambio político] en España y las divergencias dentro del bloque soberanista" propician que los indecisos se alejen del bloque independentista, apuntó. Un punto en el que coincidió Tapia, quien sugirió que el apoyo al soberanismo puede decrecer, ante la aparición de alternativas a la mayoría absoluta del PP puede volver: "Si la alternativa es un gobierno del PP sin mayoría absoluta, uno del PSOE, otro del PSOE y Ciudadanos, a lo mejor los ciudadanos se lo repiensan".

La transformación del sistema de partidos español estuvo presente en la conversación, aunque Carol matizó los efectos del cambio: "Las elecciones andaluzas han mostrado nuevos actores que antes no estaban presentes, aunque dos terceras partes del parlamento corresponden a los partidos de toda la vida". Capdevila, por su parte, aseguró que la aparición de nuevas formaciones fuerza "la convivencia entre los nuevos y los de toda la vida".