Empleo censura el control “laxo” del SAE en los cursos de formación

El ministerio critica que el ente "diera por buenos" contratos que no cumplían lo marcado

Un informe del Ministerio de Empleo censura el control que el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) ha realizado, desde 2009, de los cursos de formación. El departamento de Fátima Báñez critica que el ente andaluz "no ha tenido reparos en dar por buenos" los contratos que acompañaban a estos cursos a pesar de no cumplir con los requisitos por los que se concedieron las ayudas y los califica "contratos basura". "El criterio del SAE en esta materia es manifiestamente laxo", afirma Empleo tras analizar cinco expedientes remitidos por la Dirección General de la Guardia Civil. El ministerio pone el foco también en aspectos como el elevado pago, en algunos casos, al profesorado en estos cursos. 

El ministerio pone reparos, según se establece en la normativa andaluza, a que una empresa pudiese recibir una subvención y derivar el compromiso de contratación a una tercera, entre otros motivos, porque no existen instrumentos para obligar a esta última entidad a cumplir ese acuerdo. "El compromiso de contratación no es más que una mera declaración de buenas intenciones, en el mejor de los casos, o, en el peor, un procedimiento urdido maliciosamente en connivencia con el solicitante para aparentar el cumplimiento de los requisitos de la subvención", señala. Asimismo, critica que el SAE no rechazara contratos que fueron realizados por empresas que "ni habían recibido la subvención ni habían firmado el compromiso de hacerlo". En las conclusiones sobre los cinco expedientes (de 38 cursos), el ministerio señala que solo se contrataron al 26% de los alumnos, cuando debía ser al 60%. 

Empleo también critica que "la totalidad de los contratos eventuales considerados válidos por el SAE" fueron en fraude de ley ya que "no se explica suficientemente cuál es la razón objetiva que limita la duración del contrato o bien se vulnera el derecho del trabajador o se alega una causa falsa para eludir la contratación indefinida". "No se ha firmado ni un solo contrato indefinido", resalta en sus conclusiones Empleo. Asimismo, denuncia que los contratos no respetaran la formación recibida por el alumno.

En cuanto a otras irregularidades, el Ministerio de Empleo señala una "extraña" subida de los salarios de los docentes de estos cursos. Como ejemplo, en la documentación remitida por la empresa Agri-Res 2 el precio por hora de un profesor pasó de los 17,65 euros a 67,64 euros. Además, señala que las empresas "imputan a la ejecución de las acciones formativas" una serie de gastos de los que no se dispone documentación "que permita comprobar si resultan estrictamente necesarios".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Antonio J. Mora

Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Fue redactor en la delegación en Andalucía durante más de seis años y, actualmente, es portadista web. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Málaga y Máster de periodismo de EL PAÍS, también trabajó en Diario Sur e Infolocalia. En 2009, ganó el premio nacional Alma de Periodista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS