La mujer de un preso de ETA pide acabar con su aislamiento en Portugal

La comisión de Derechos Humanos del Parlamento escucha que permanece "22 horas al día" encerrado en su celda

Agencias

Iera Abadiano, la mujer del preso de ETA Andoni Zengotitabengoa, ha explicado hoy en el Parlamento vasco la situación "cruel" en la que se encuentra su marido, interno en una cárcel de Portugal en la que permanece "22 horas al día" encerrado en su celda y sin poder ver apenas a su familia.

Zengotitabengoa fue condenado en enero de 2012 por la Justicia portuguesa a 12 años de prisión por montar en suelo luso un almacén de 1.500 kilos de explosivos para los atentados de la organización terrorista. Los explosivos fueron localizados en 2010 por la policía portuguesa y, aunque Zengotitabengoa huyó, fue detenido meses después cuando se disponía a tomar un vuelo hacia Venezuela.

Iera Abadiano, la psicóloga de una sus hijas y el abogado del preso, Iñaki Goioaga, también senador de Amaiur, han comparecido en la Comisión de Derechos Humanos para explicar la situación de Zengotitabengoa en la prisión de Monsanto, en Lisboa, donde su régimen es de primer grado. Su mujer ha relatado que, pese a que su actitud en la cárcel es "inmejorable", su marido padece una situación "cruel", con diez cacheos al día y con problemas respiratorios cada vez "más graves" por la humedad del centro penitenciario.

Ha señalado la dificultad que tienen los allegados para visitarle ya que, además de los 900 kilómetros de ida y otros tantos de vuelta que tiene que recorrer, únicamente puede recibir visitas de los familiares más directos. Sus dos hijas menores, ha indicado, sólo pueden verle una vez al año en un espacio de "cuatro metros cuadrados" con mal olor y suciedad y vigilado por un policía armado, lo que ha provocado "inseguridad y ansiedad" a las niñas.

Ante este problema, Abadiano ha aclarado que no pide que saquen de la cárcel a su marido, sino que le cambian de régimen y que se respeten los derechos de sus familiares a visitarle. En la misma línea, Goioaga ha denunciado la "incomunicación" que sufre este preso, algo extraño porque incluso el director de la cárcel reconoce que es un interno "modélico". Ha criticado el trato "degradante, cruel e inhumano" que sufre como consecuencia de ese régimen de primer grado. La mujer del preso ha pedido ayuda a los parlamentarios para que promuevan una iniciativa similar a la moción que salió adelante en el Ayuntamiento vizcaíno de Elorrio, de donde es natural Zengotitabengoa, en la que se pedía que se suavizara su régimen carcelario.

Durante la comparecencia, Julen Arzuaga (EH Bildu) ha denunciado la vulneración de derechos de las hijas del preso al tener que visitar a su padre en esas condiciones y el trato "cruel" que padece Zengotitabenga, mientras que Maribel Vaquero (PNV), se ha comprometido a analizar el informe sobre su situación. Ni Carmelo Barrio (PP) ni Mikel Unzalu (PSE-EE) han utilizado sus respectivos turnos de intervención.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50