Moliner cede a la presión y asume el conflicto en Radioterapia de Castellón

El presidente de la Diputación anuncia la compra de un nuevo acelerador lineal ante las averías y aplazamientos en los tratamientos

El Hospital Provincial de Castellón tendrá un nuevo acelerador lineal (un dispositivo para la aplicación de radioterapia para tratamientos oncológicos) después de semanas de denuncias sobre las continuas averías que han provocado retrasos en la atención a los enfermos de cáncer. El presidente de la Diputación, Javier Moliner, ha puesto fin este martes al conflicto al anunciar la compra de un nuevo aparato. Las obras para ubicar el acelerador comenzarán la próxima semana y ya se han iniciado los trámites para la obtención de todos los permisos que conlleva la instalación del reclamado acelerador lineal.

El equipo de Oncología del citado hospital (un consorcio gestionado por la Diputación y la Generalitat), el Defensor del Paciente, el Síndic de Greuges y la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) han reclamado en las últimas semanas la necesidad de disponer del nuevo aparato para zanjar el problema de las averías y alertado de la pérdida de efectividad que implican los parones en este tratamiento para la efectividad de la lucha contra el cáncer. También los grupos de la oposición (PSPV-PSOE y Compromís) han instado reiteradamente a la Diputación a que cumpliera el compromiso que el anterior presidente, Carlos Fabra, adquirió en 2010 al anunciar la compra de un tercer acelerador. Los dos aparatos actuales fueron instalados en 2002 y 2007 y son los únicos con los que cuenta la provincia para la aplicación de Radioterapia.

Hasta ahora, Moliner se había opuesto a la adquisición y la había supeditado a las conclusiones de varios informes. El de los médicos se presentó a finales del mes pasado y en él expusieron que el problema era “crónico” y ponía en riesgo un programa “único y de excelencia” en la Comunidad Valenciana. El segundo informe se presentó ayer en el hospital y lo realizó la empresa encargada del mantenimiento de los aparatos. Este documento concluyó que el funcionamiento es “óptimo” y descartó mermas en el servicio.

Moliner se ha acogido a este segundo informe. En el pleno celebrado este martes ha destacado que los dos aceleradores funcionan correctamente y ha lanzado duras críticas a la oposición, a quienes ha atribuido fines electorales detrás de sus denuncias. Pese a todo, ha dado marcha atrás y ha anunciado que sí habrá compra. “Sabiendo que la vida útil (del aparato más antiguo) acaba este año, se tomó ayer la decisión de comprar un nuevo acelerador, ya se han iniciado los trámites con la empresa”, ha dicho en un pleno a cuentas del debate de una moción al respecto. Antes de él había hablado en dos ocasiones la diputada encargada del hospital, Susana Marqués, quien no citó este acuerdo en ninguno de sus dos discursos. La Diputación, consultada ayer por esta compra, rehusó confirmar la noticia que avanzó el alcalde de Castellón, Alfonso Bataller.

El Hospital Provincial tenía ya construido un tercer búnker para la instalación del tercer acelerador lineal. Moliner ha indicado que las obras de acondicionamiento comenzarán la próxima semana. El nuevo aparato funcionará de forma paralela a la retirada del más antiguo cuando sea declarado obsoleto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS