Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mina de Aznalcóllar reabre tras el desastre medioambiental de 1998

La compañía andaluza Magtel y Grupo México ganan el concurso convocado por la Junta

Estado de la mina de Aznalcóllar en 2013, a los 15 años del desastre. Ampliar foto
Estado de la mina de Aznalcóllar en 2013, a los 15 años del desastre.

La mina de Aznalcóllar (Sevilla) resucitará tras permanecer más de 16 años en el olvido. Y lo hará de la mano de Minorbis-Grupo México (integrada por la cordobesa Magtel y Grupo México). Esta sociedad ha ganado el concurso internacional convocado en enero de 2014 por el Gobierno andaluz para reabrir este yacimiento, abandonado tras el desastre medioambiental causado por la rotura de la balsa de residuos en 1998. La corta adjudicada es la de Los Frailes, que cuenta con unas reservas de cobre, plomo y zinc que ronda los 30 o 35 millones de toneladas y otros 45 de “recursos probables”, según la Junta.

El proyecto de explotación presentado por Minorbis-Grupo México ha logrado 75,9 puntos, sobre 100, frente a los 73,6 obtenidos por el de Emerita Resources España, la otra empresa candidata (una tercera compañía renunció al concurso el pasado julio ante las exigencias medioambientales de la Junta). La resolución del concurso ha sido retrasmitida este viernes en directo por Internet.

Las notas otorgadas en el concurso responden, según la Consejería de Economía, a las propuestas presentadas por ambas compañías en aspectos como la cuantía que destinarán a la investigación, las previsiones económicas del proyecto y, principalmente, las medidas de seguridad. Y es que un desastre como el ocurrido en 1998 no se puede volver a repetir. Según un estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), este accidente supuso un impacto contaminante cien veces superior al del petrolero Prestige (63.000 toneladas de fuel).

En materia de seguridad, en el pliego de condiciones, la Administración autonómica ya advertía a las empresas aspirantes de que debían garantizar que sus actuaciones “no afectarán a los espacios naturales protegidos”, en particular al Paisaje Protegido Corredor Verde del Guadiamar; y que debían hacerse cargo de la restauración de la zona tras finalizar su actividad. Minorbis-Grupo México también se compromete a asumir el pasivo ambiental que hasta ahora estaba bajo la responsabilidad de la Junta (el mantenimiento y control de las cortas, de una escombrera o de la planta depuradora de aguas, entre otras instalaciones).

Con 70 años de historia, Grupo México es uno de los principales productores mundiales de cobre y cuenta con explotaciones no solo en México sino también en EE UU, Perú y Chile. El pasado agosto estuvo implicado en uno de los mayores desastres ambientales ocurridos en México. Un “fallo estructural”, según la empresa, de la mina Buenavista del Cobre, una de las más grandes del mundo, provocó el derrame de 40.000 metros cúbicos de ácido sulfúrico sobre el río Sonora, de 420 kilómetros de longitud, en el noroeste del país. Por su parte, su socio cordobés, realiza trabajos de diseño tecnológico, construcción, instalación y mantenimiento industrial en medioambiente, telecomunicaciones y energía. En 2013, Magtel facturó 94 millones de euros, un 13,2% más que el año anterior.

La Junta —que desde 2012 ha sacado a concurso más de 1.000 derechos mineros— calcula que la reapertura de Aznalcóllar creará unos 450 puestos de trabajo. Sindicatos y empresarios aplaudieron ayer la adjudicación de un proyecto que, según UGT, va a suponer la “reactivación del empleo y de la economía de esta localidad”, situada a unos 40 kilómetros de Sevilla.