El diálogo con América será el eje del proyecto para las Atarazanas

La Fundación La Caixa invertirá 10 millones en la rehabilitación del edificio

Isidro Fainé y Susana Díaz ayer en las Reales Atarazanas, en Sevilla.
Isidro Fainé y Susana Díaz ayer en las Reales Atarazanas, en Sevilla. julio muñoz / EFE

Diálogo. Mucho diálogo y entendimiento es lo que definitivamente han necesitado las Reales Atarazanas de Sevilla para volver a sentir vida entre sus arcadas medievales del siglo XIII. Lo que fuera un lugar para la construcción de navíos que emprendían sus rutas alrededor del mundo será, sin fecha determinada, un espacio para el entendimiento, la cultura y el conocimiento entre Andalucía y Europa con el continente americano. Con el lema Atarazanas: un espacio de diálogo con América se ha rubricado este viernes, bajo esas arcadas ordenadas construir por Alfonso X El Sabio, el contrato por el que la Fundación La Caixa se compromete a invertir 10 millones de euros para la rehabilitación del espacio; la Fundación Cajasol asume la gestión y programación del centro durante los 20 años que dura la concesión de la Junta y contribuye con 400.000 al año para su programación; y la Consejería de Cultura aporta medios personales y materiales para la actividad del centro.

Es una decisión adoptada tras decenas de avatares políticos que han llevado a tener este histórico espacio hasta 20 años en manos del Junta sin un proyecto definitivo. El último de ellos, el cambio de ubicación del centro cultural CaixaForum, cuya inauguración estaba prevista en este enclave para 2015, pero trasladado definitivamente a la Torre Pelli, propiedad de la esa entidad financiera. Un fuerte contratiempo que, con diálogo, se vio este viernes resuelto mediante una readaptación del proyecto y con América como faro de luz.

“Debemos una disculpa a los ciudadanos por la demora para darle uso a este enclave, que por otra parte demuestra su valor. (...) Hoy asistimos a la botadura del último y definitivo proyecto de las Reales Atarazanas”, ha declarado la presidenta de la Junta, Susana Díaz, en el acto, que también contó con la participación del presidente del grupo La Caixa, Isidro Fainé, y el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, que el pasado jueves se ofreció para aportar “al menos” lo mismo que la Junta para ser partícipe de la programación cultural del proyecto.

Una coreografía interpretada por bailarines del Centro Andaluz de Danza ha abierto el evento para celebrar todos los diálogos posibles. Frente a un aforo de cerca 700 personas, con una gran representación del mundo cultural sevillano, el arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra ha procedido a explicar la readaptación del proyecto que previamente había realizado para la iniciativa primigenia, el centro cultural CaixaForum, que contaba con un auditorio y una superficie expositiva mayor que no se ve reflejado en este último.

Cajasol gestionará la programación y pondrá 400.000 euros al año

“El memorable espacio de las arcadas medievales será un lugar para la ciudadanía, un punto de encuentro cívico y de intercambio. Es la oportunidad de dar un espacio cualificado a la sociedad, muy conveniente en estos tiempos actuales se sustracción de espacio público, de mercantilización y privatización”, dijo el arquitecto, que ha apostado por abrir los arcos que dan a la calle Dos de Mayo y que unen el río Guadalquivir con el Archivo de Indias y la Catedral para crear así una plaza pública cubierta de cerca de 6.500 metros cuadrados.

“La estrategia de intervención ha consistido en abrir el edificio a la ciudad y mantener el principio de mínima intervención reactivando lo antiguo y cualificándolo”, dijo Vázquez Consuegra, que ha organizado el espacio en tres áreas: la planta baja como espacio polivalente y multiuso, y otras dos cotas para salas de exposiciones y proyecciones, aulas de formación y la posibilidad de instalar un restaurante y una cafetería en la cubierta con vistas a la Catedral.

El cumplimiento de los cinco siglos de la vuelta al mundo de Fernando de Magallanes en 2019 copará previsiblemente gran parte de la programación cultural hasta 2022. Quizás esos navíos que emprendían el rumbo a América se construyeron en las Reales Atarazanas.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50